fbpx

Comer saludable en la oficina es una opción si trabajas en una empresa Comer saludable en la oficina donde tienes que ir de lunes a viernes a un mismo lugar de trabajo, conocer estas recomendaciones para comer saludable en la oficina va a ser de mucha ayuda para mantenerte en tu peso o para bajar esos kilos de grasa que rodean tu cintura y que no te dejan ser una persona saludable, ágil y llena de energía.

No importa cuáles sean tus gustos de alimentación, tendencias nutricionales o si eres tú u otra persona la que cocina tus alimentos, estoy segura de que encontrarás muchos tips para comer saludable en la oficina que podrás poner en práctica desde mañana mismo para alimentarte mejor cada día y lograr tus objetivos de salud y peso ideal.

Ahora toma nota de estos 10 tips para comer saludable en la oficina: Comer saludable en la oficina

  1.  Preparar un lunch o refrigerio es una de las mejores estrategias para salir a trabajar y asegurarte de comer saludable en la oficina. No puedes depositar la responsabilidad en los dueños de los restaurantes para que elijan la calidad de tu comida, por lo que llevar tu propia comida al trabajo es uno de los hábitos más importantes si quieres cuidar tu salud y tú figura. La única persona que puede incorporar los alimentos de alta calidad y valor nutritivo y elaborarlos con unas manos cuidadosas y amorosas, eres tú. Otro de los beneficios que tiene  comer saludable en la oficina es que como tú lo preparas es inocuo es decir no implica ningún riesgo a tu salud.
  2. Llevar tu lunch tiene muchas ventajas. Puedes controlar la cantidad de grasas, sal y azúcares y por lo tanto, al final controlarás las calorías totales y podrás comer saludable en la oficina. Además te ayuda a ahorrar dinero y tiempo comer saludable en la oficina. Podrás disfrutar de alimentos saludables y deliciosos en lugar de salir y hacer filas para comparar opciones menos adecuadas. Se ha comprobado que la comida que no está hecha en casa tiene más calorías, más grasa, más conservadores artificiales y menos nutrientes. ¡Y es más cara!
  3. La base del éxito a la hora de preparar el lunch es que sea delicioso e interesante. Debe tener texturas y sabores variados y algo con consistencia para masticar. Por ejemplo, como desayuno o colación podemos agregar granola o nueces al yogurt natural, además de cubos de fruta fresca. Una alimentación equilibrada deberá tener una mezcla de colores distintos, lo cual nos aportará variedad de nutrientes. Lo importante es comer saludable en la oficina.
  4. Incluye alimentos de varios grupos. Color (frutas y verduras), proteína (carnes magras, pescado, pechuga de pollo, huevo duro, pavo, atún, etc. de preferencia que sean orgánicas o producidos por productores locales), algún cereal integral (como arroz integral o pasta integral o pan integral) y si te gustan y toleras los lácteos, una pequeña cantidad de yogurt o quesos bajos en grasa pueden ser una buena opción. Si lo haces así estarás manteniendo el balance de nutrientes que necesitas y te sentirás con energía para trabajar, al mismo tiempo vas a comer saludable en la oficina.
  5. Es importante planear tu lunch. Haz una lista y compra el fin de semana los alimentos para el resto de la semana. Eso te ayudará a comer saludable en la oficina. Las ensaladas son excelente opción. Elige frutas y verduras que puedes comer crudos como lechuga, espinaca, kale, arúgula, pimientos, zanahorias, jitomates, brócoli, pepino, calabaza, apio, champiñones, etc. Al llegar de las compras, lava y desinfecta las verduras y déjalos previamente picados para que en la mañana puedas ponerlos en un recipiente en menos de 10 segundos. Puedes agregar garbanzos cocidos, pasta integral cocida, nueces, almendras y algún aderezo hecho a base de aceite de oliva. Como postre incluye un trozo de melón o una naranja o cualquier otra fruta… consume fruta y verdura de temporada, es más barato y siempre son deliciosas en la estación.
  6. Evita el refresco y el café en exceso para comer saludable en la oficina. Estas bebidas causan deshidratación (el refresco por las altas cantidades de sal y el café porque es un diurético) y la deshidratación puede causar sensación de hambre. Además el refresco contiene una gran cantidad de azúcares que se acumularán en tus caderas o cintura. ¡Horror! Lleva agua natural contigo y tenla a la mano para beber continuamente toda el agua que necesites y un poco más.
  7. El pan integral es excelente para el lunch. Elige aquellos pvanes integrales llenos de textura y sabor y que contienen semillas enteras en lugar de los panes de caja convencionales. Agrega siempre color y frescura con rodajas de jitomate, germinado de alfalfa, lechuga, espinaca o arúgula… de forma que sea delicioso. Entre más verdura tenga, más grande será y te sentirás más satisfecho y con menos calorías. ¡Es fácil comer saludable en la oficina!
  8. Si no te gustan los sándwiches o baguettes o buscas variedad… Las ensaladas o guisados son la opción para ti. Cuando prepares tu cena, aprovecha para hacer tu lunch. Recuerda los elementos del punto 3 para hacerlo saludable. Puedes preparar ensalada rusa y comerla con galletas integrales, tortitas de arroz o pays de verduras en lugar de sanwiches, por ejemplo. Comer saludable en la oficina no es difícil solo requieres ser organizado.
  9. Cuando comas en fondas y restaurantes toma en cuenta los siguientes puntos: No repitas alimentos del mismo grupo (por ejemplo arroz con tortillas, pasta con papas) y evita preparaciones fritas, capeadas y empanizadas. Si no pudiste llevar tu lunch al trabajo, las cocinas de comida completa son una buena alternativa para comer fuera, pues ofrecen la mayoría de las veces alimentos de diferentes grupos. Lo que debemos de cuidar es de no redundar en el cereal y no comer azúcar en exceso. La sopa de pasta, el arroz y las tortillas pertenecen todas al grupo de cereales. Evita repetir alimentos del mismo grupo. Pide una opción para cereal (puede ser el arroz) una sopa a base de verduras (por lo general el consomé, sopa de verduras o sopa tipo crema), los frijoles siempre los puedes encontrar y son excelentes por su alto contenido de fibra y proteína. Para los guisados puedes pedir que incluyan verduras si el guisado no las contiene y es mejor retirar la piel del pollo o la grasa de la carne. Una o dos tortillas a lo sumo son adecuadas y pide agua simple en lugar de agua de sabor. Así podrás comer saludable en la oficina y no tendrá punto de comparación que si lo hubieses hecho en la comida rápida o los tacos del puesto callejero.
  10. Se cuidadoso cuando comas en puestos de la calle: pide por ejemplo quesadillas de verdura como hongos, quelites, flor de calabaza, nopales y opciones al comal en lugar de fritas. Estos alimentos pueden ser bastante saludables si sabemos pedir tomando en cuenta la nutrición. Otras opciones saludables son los tacos de guisado. Pídelos con una sola tortilla y recuerda también pedir guisados con poca grasa y con mucha verdura como verdolagas o nopales con carne, etc. Lleva tu agua ya que los refrescos y jugos embotellados tienen altas cantidades de azúcar, no te recomiendo las bebidas light ya que contienen endulzantes artificiales que contrariamente a lo esperado pueden hacer que engordes. Por último, recuerda elegir lugares en los que notas que el personal tiene formas de preparación higiénicas para prevenir alguna infección.

Te invito a que compruebes, comer saludable en la oficina no es difícil, es cuestión de que te organices y prepares un noche antes tu lunch. Inténtalo y analiza los beneficios que dejara en tu cuerpo y en tu economía.  Recuerda que comer saludable en la oficina  habla de una persona organizada, que cuida su cuerpo y su sentir.

Tu compañera de éxitos,

.

Pin It on Pinterest

Share This

Descarga gratis la Guía - "Delgada y En Forma Después de los 40”