fbpx

shutterstock_80498365-300x199Un atracón es una ingesta compulsiva, descontrolada y ansiosa de alimentos para satisfacer el hambre o una necesidad emocional. Las dietas restrictivas pueden ocasionar éste tipo de conductas por la prohibición que hacen de ciertos alimentos y por la baja ingesta de calorías, debido a ello nuestro cuerpo nos demanda que lo alimentemos urgentemente.

Otra de las causas del porqué se producen los atracones es por dejar de hacer algún alimento, principalmente el desayuno o la comida y cuando nos sentamos a la mesa sentimos la imperiosa necesidad de “devorar” todo lo que está a nuestro alcance. Muchas personas que tienen necesidades emocionales insatisfechas buscan compensarlas con el placer que proporciona comer ciertos alimentos (principalmente los que son ricos en azúcares como el chocolate, golosinas y postres) para sentirse mejor, sin embargo esto es un circulo vicioso ya que la persona siente culpa y para aliviarla recurre nuevamente a la alimentación descontrolada.

Algunos consejos para las personas que se encuentran en ésta situación son:

1) No te sientes a la mesa hambriento, para lograrlo necesitas hacer 5 comidas al día en pequeñas raciones, si comes alimentos nutritivos cada 3 o 4 horas, nunca vas a sentir hambre.

2) No tengas al alcance alimentos que no te conviene consumir (frituras, snacks salados, chocolates, comida rápida, refrescos, galletas, pasteles, golosinas, etc).

3) No busques placer en la comida, tu prioridad al comer debe ser estar saludable y no satisfacer tus necesidades emocionales.

4) Cuando te sientas ansioso o deprimido, realiza alguna actividad que te haga sentir bien, menos sentarte frente al televisor a comer todo lo que esté en tu refrigerador o alacena, sal a caminar, conversa con amigos, escucha música relajante, etc.

5) Encuentra la raíz del problema y dale solución lo antes posible para que puedas salir del círculo vicioso en el que te encuentras y puedas sentirte bien contigo mismo.

Recuerda tener una buena relación con los alimentos y ello implica establecer las siguientes prioridades: elige tus alimentos primero por salud, luego por imagen y al último por gusto.

Tu compañera de éxitos,

.

Pin It on Pinterest

Share This