¿Qué es un health Coach? – Entrevista a Diana Alva, Health Coach de Vive Sanamente para la Revista CorpoSano

La Revista CorpoSano es la publicación electrónica más importante en español. Cuenta con una comunidad de más de 250,000 seguidores en su página de Facebook y creciendo, y es un privilegio que le haya realizado una entrevista a nuestra Health Coach, Diana Alva para explicar con más detalle qué es un health coach y cómo los Health Coaches, ayudan a lograr sus metas a las personas que quieren un cambio de hábitos en su vida. ¡Que la disfrutes y aprendas muchos tips y estrategias para volverte una persona más sana! –El equipo de Vive Sanamente.

admin-ajax

 

—CORPOSANO: ¿Es difícil o fácil, hacer cambio de hábitos para volverse una persona saludable?

—DIANA ALVA:  Considero que no es difícil, pero sí es laborioso. Sí hay que trabajar muchísimo, es enfocarse en uno mismo, en descubrir muchas cosas, en agendar tiempo a conocer nueva información, para poner en práctica ejercicios de autoconocimiento, ejercicios que nos van a hacer mejores personas, pasar tiempo en la cocina preparando alimentos de verdad, haciendo y planeando las compras de una despensa saludable. Es laborioso, sin lugar a dudas; definitivamente, no todas las personas están preparadas para poder hacer este cambio, es un cambio que implica poner mucha energía de nuestra parte, un gran enfoque, dedicación… Pero, ¿qué es más importante que nuestro propio bienestar?, pregunto yo a la gente.

Ahora, el camino puede debe ser disfrutable, porque hacemos las cosas cuando nos sentimos bien de hacerlas, es importante disfrutar lo que hacemos, gozar con cada una de esas decisiones que tomamos, sentirnos orgullosos al final del día de lo que hicimos por nosotros. Y sí, tener una visión clara de lo que queremos que sea nuestra vida, sin perder el enfoque del día a día, el enfoque en cada uno de esos pasos que te van a conducir a esa gran visión, esa visión increíble, poderosa, atractiva, que es llevar tu vida y tu salud a un estándar superior, a un estándar sobresaliente donde desarrolles al máximo tu capacidad física, tu estado físico, para conseguir un estado físico poderoso.

Entonces, te mentiría si te digo que no vas a trabajar; de hecho, el mayor trabajo que se da por parte del cliente, es fuera de nuestras sesiones de health coaching, es en su vida diaria, es cuando no está en contacto con el coach. De ahí la importancia de tener un compromiso fuerte y poderoso con nosotros mismos, y de tener bien claro cuál es el logro o propósito, por qué hacemos lo que hacemos… Porque vamos a tener muy claro el motivo que tenemos para cambiar nuestra vida; sin ese motivo poderoso y atractivo que nos da el salir de nuestra zona de confort, es muy difícil que logremos resultados extraordinarios.

Por eso es muy importante siempre tener claro ese enfoque del todos los días despertar y después de agradecer a nuestro Dios, o a la vida o a la divinidad en la que creamos, todas las bondades que nos da, todas las bondades que tenemos en nuestra vida, después de agradecer, lo más importante para mí es tener claro los propósitos de nuestras diferentes áreas, tener claro qué queremos lograr y, en lo que respecta al área de salud, al estado físico en general, es importante tener claridad en tu visión, tu propósito: ¿Para qué quieres bajar de peso?, ¿para qué quieres hacer ejercicio?, ¿para qué quieres comer bien?, ¿qué te da el hecho de ser una persona saludable?, ¿qué te brinda? O sea, esas son preguntas poderosas que una persona necesita responderse, y de ahí es de donde surge toda la motivación para hacer el cambio; al tener claro lo que queremos, vamos a encontrar la motivación necesaria para hacer esos pasos en el día, y planear diferentes cambios durante el día, un par de cambios diarios es suficiente; decidir dejar de hacer esto o aumentar esto; por ejemplo, en el día decide dejar de comer comida que no te conviene, tú ya sabes cuál es la comida que no aporta ningún beneficio y que sí te roba, te roba tu salud…

Decide hacer un par de cambios a lo largo del día: decide tomar mucha más agua natural, decide ejercitarte, decide comer, por lo menos, una ensalada en el día, decide aumentar tu consumo de vegetales, decide comer al menos el 50 por ciento de tu comida fresca y cruda…, cualquier cambio, cualquier decisión que tú tomes, sumado con los otros cambios, va a tener resultados extraordinarios a largo plazo.

Recuerda que no es importante la velocidad a la que vayas, es más importante que vayas en la dirección correcta. Yo te aseguro que haciendo pequeños cambios en tu vida de manera constante, en seis meses, en doce meses, en dos años, en tres, en cuatro, en cinco, estarás en un lugar muy diferente al que te encuentras en este momento. Así que la suma de esos pasitos, el subir en cada etapa un escalón solamente, nos va a asegurar que el camino sea disfrutable, te va a hacer sentir que estés orgulloso de lo que estás haciendo por ti mismo, y te vas a ver feliz, porque no necesitas esperar a perder veinte kilos para sentirte feliz, puedes empezar a sentirte feliz hoy mismo, al tomar una buena decisión, al decidir cuidarte y darte lo mejor que hay de todas las opciones que quieras.

Screen-Shot-2014-08-12-at-18.30.11

CORPOSANO: ¿Qué tan importante es el ejercicio para lograr las metas de salud y peso adecuado?

—DIANA ALVA: Muy interesante pregunta. Definitivamente, o sea, de manera contundente deseo señalar que el ejercicio es básico, es un pilar importante, determinante, para tener una vida saludable. Aquel que no se enfoque en esa área de salud, no está llevando su vida al máximo, a su cuerpo, más bien, al máximo de su capacidad física. Así que yo trabajo mucho en desarrollar el hábito del ejercicio entre mis clientes, pero también estoy consciente de que hay personas que, hasta este momento, no han encontrado razones poderosas para hacer ejercicio, y que en su ánimo pesa mucho más el dolor que implica ese esfuerzo de moverse, al placer de disfrutar los beneficios del ejercicio… Es muy probable que no se animen a hacer una práctica deportiva porque no han sido afortunados de disfrutar todos los beneficios que el ejercicio provoca, y si tú estás en ese caso, yo te digo que lo pruebes.

Bríndate la oportunidad de gozar con el movimiento de tu cuerpo y consecuente armonía que vas a crear. Porque a medida que hagas ejercicio, irás viendo todos los beneficios y la forma tan increíble en la que te sientes, te aseguro que te van a dar ganas de ser una persona activa; vas a aprender a disfrutar el ejercicio, vas a poder descubrir todos los beneficios que te brinda el ejercicio. No se trata de llegar a cansarte, a lastimarte; se trata de encontrar una actividad en la que te sientas bueno, en la que sientas placer de moverte, no necesitas ser un atleta de alto rendimiento para obtener los beneficios de hacer una práctica física. Vas a aprender que es más importante mantenerte activo que ser un deportista de fin de semana; también vas a aprender que da buenos resultados, que tiene buenas ganancias el hacer ejercicio, aunque no sea extenuante.

Te garantizo que si hasta hoy no eres una persona saludable, es porque no has encontrado la mejor estrategia para incorporar este hábito fundamental en tu vida. No conozco a una persona que, probando los beneficios y todas las ganancias que da el hecho de ser una persona activa, no decida hacerlo con frecuencia. Es sólo cuestión de encontrar las estrategias y la motivación adecuada para seguirlo haciendo. Además es tan sencillo hacerlo, lo único que necesitas es un par de zapatos cómodos, ropa adecuada y una gran motivación. Prácticamente, puedes ejercitarte en cualquier lugar: en el parque, en las calles de la ciudad donde te encuentres; al caminar de tu casa al trabajo y viceversa, incluso en tu misma casa; es cuestión solamente de cambiar la mentalidad, la forma de pensar, y de darte la oportunidad de disfrutar algo que hasta ahorita no has tenido opción de vivir, esas mieles, esas mieles de emociones, de sentir que no puedes vivir sin ejercicio; te reto a que te enamores del ejercicio.

 

—CORPOSANO: En los artículos que escribes en tu blog, y en tus redes sociales reiterativamente utilizas una frase: “actúa, actúa hoy, actúa ahora, actúa ya”, ¿por qué es importante tomar acción hoy? Desde tu punto de vista, ¿qué significa?

—DIANA ALVA: Qué buena pregunta, porque definitivamente, hoy en día muchas personas están enfermas de una enfermedad que se llama “postergar”, “posponer”. Es una enfermedad que nos evita acceder a la vida que deseamos. Muchas cosas las dejamos para mañana, para después: cuando haya tiempo, cuando estemos bien descansados, cuando tengamos dinero, cuando por fin los semáforos de la vida se pongan todos en verde y te indiquen que es el momento de actuar. Desafortunadamente, los semáforos de la vida nunca van a ponerse todos en verde, siempre va a haber luces verdes, amarillas y rojas, y necesitas empezar a decidir hoy mismo lo que quieres en tu vida.

Si no tomas acción hoy, si sigues postergando lo importante de tu vida, no vas a hacer nada, y van a pasar los años, las semanas, los meses, los días, el tiempo de la existencia, y tú vas a permanecer en el mismo lugar, incluso no sueles permanecer en el mismo lugar, sino que complicas la situación de tu vida, porque tu motivación, tu autoconfianza, tu autoestima, van a disminuir, por no haberte dado la oportunidad de hacer el cambio. Así que yo siempre estoy mencionándole a la gente: “Toma acción hoy”. No importa de qué tamaño va a ser el paso que des, sí importa de qué tamaño es esa decisión: si es una decisión pequeña, si es una gran decisión, una decisión drástica, no importa. Lo más importante es que le enseñes a tu cerebro a tomar decisiones cuando debe hacerlo.

Napoleón Hill tiene una frase que me parece increíble. Él dice: “Las personas exitosas deciden pronto, y no cambian sus decisiones con frecuencia”, lo cual significa que, para tener éxito en cualquier contexto de tu vida, necesitas tomar decisiones rápidamente; no le des vuelta, no lo pienses una y otra vez. Actúa hoy mismo. No digas: el lunes me pongo a dieta; o cuando terminen las vacaciones, ahora sí, voy a desintoxicar mi cuerpo y voy a cuidar mis hábitos; o, el próximo año, el primero de enero me inscribo en el gimnasio, este año que viene va a ser grandioso y…Si sigues pensando así, lo más seguro es que no hagas nada.

¿Sabes qué porcentaje de las personas hacen verdaderamente algo con sus vidas cuando posponen sus decisiones? Solamente el 12% de esas personas van a ser exitosas. Así que enséñale a tu cerebro a decidir lo que verdaderamente es una prioridad para ti rápidamente. Es el primer paso para tener lo que sueñas. Y ya una vez que lo hayas decidido, no cambies tus decisiones ante el primer obstáculo, resiste, evalúa, experimenta. Después sacas conclusiones y, si es necesario, puedes redirigir el rumbo, puedes tomar otro camino, un atajo, un camino más largo, lo que sea necesario. Pero decide pronto y no cambies tus decisiones.

Screen-Shot-2014-08-12-at-18.29.03

—CORPOSANO: ¿Cuál es la excusa más frecuente que te has encontrado en las personas para aplazar la acción, para no tomar en el momento las decisiones que les ayuden a mejorar su estado de salud?

—DIANA ALVA: La excusa número uno, sin lugar a dudas, es “no tengo tiempo”. Aparte de la enfermedad que se llama postergar, también padecemos el mal de la prisa; todo lo hacemos sin planearlo, respondiendo a las demandas de los demás; no vivimos una vida por diseño, estamos reaccionando ante lo que ocurre a nuestro alrededor, y es tan frecuente escuchar “no tengo tiempo”, “tengo que llevar a mis hijos a la escuela, a sus actividades deportivas o recreativas”, “no tengo tiempo, trabajo más de ocho diarias en la empresa”, “no tengo tiempo y después tampoco tengo energía”, “no tengo tiempo para ocuparme de mí, tengo que ocuparme de mis hijos, tengo que trabajar, tengo que atender a mi marido…,” “no tengo tiempo, necesito enfocarme en otras cosas primero, antes de pensar en mi salud”, etc. Pero todos esos pretextos, son excusas que la mente se pone para evitar verdaderamente tomar acción.

Hacer un cambio puede ser difícil, todos lo sabemos. El estar calientitos en la zona de confort, sin que pase nada, eso resulta conveniente porque no existen movimientos, no existen olas, no existen terremotos en nuestra vida, es una vida estable, apacible, pero sin lugar a dudas no es una vida sustentable a largo plazo, no es una vida llena de gozo, de salud, de logros. Para poder realmente tener éxito, necesitas moverte, tomar acción, cambiar, salir de tu zona de confort. Así que es probable que hasta este momento no hayas hecho espacio para ocuparte de ti mismo; pero una vez que adquieres consciencia de lo importante que es dedicarse tiempo a uno mismo, ocuparse de la salud, del bienestar, de divertirte, de disfrutar y gozar de tu vida, empiezas a encontrar razones relevantes y necesarias para ocuparte de ti mismo.

No significa que todo lo demás quede en segundo lugar, no; pero, ¿qué es más importante que tú mismo?, ¿qué es más importante que tener una salud extraordinaria, y tener la energía necesaria para poder desarrollar todas las cosas que sueñas?, ¿que no es importante ser saludable y disponer de una inagotable energía para hacer tu trabajo de la mejor manera?, ¿que no es necesario estar al máximo de tu capacidad para poder convivir con tus hijos y disfrutar, “aguantarles” el ritmo? Entonces, ¿por qué sigues postergando la vida, una vida saludable?, ¿por qué sigues evitándote? Hoy es un buen día para pensar que no existe nada más importante que tú mismo, y que tu salud, tu alimentación, el descanso, la relajación es lo más importante que puedes hacer en el día por ti mismo. Cualquier cosa que hagas por ti, cualquiera, por mínima que sea, te hará sentir orgulloso y satisfecho de haberte ocupado de la persona más importante en el mundo; porque para ti, la persona más importante en el mundo es tu propio ser, eres tú mismo. Entonces, no postergues el inicio de una vida feliz y saludable, por las demandas de los demás. Establece tus prioridades hoy mismo y actúa con base en ello.

 

—CORPOSANO: Hoy en día, hay mucha información en internet, información contradictoria; información de moda que un día nos dice que algo es bueno, pero el día de mañana sale evidencia científica de que no era así, ¿qué le recomiendas a la gente?, ¿por qué es importante que las personas sepan cómo y dónde buscar esa información?

—DIANA ALVA: Es verdad que existe información muy controvertida en el área de salud, de atención al estilo de vida saludable. Hay muchas dietas, hay muchos métodos que están de moda por un tiempo y después se extinguen. Porque la industria para bajar de peso es una industria enorme, que factura miles de millones de dólares; entonces, desafortunadamente no todo es información confiable. Siempre les recomiendo a mis clientes que busquen fuentes confiables, que le hagan caso a su sabiduría interna y a su sentido común.

Un principio que a mí me gusta practicar mucho es el del auto cuestionamiento; consiste en una pregunta que regularmente me hago, y recomiendo a mis clientes que se hagan, es la siguiente: ¿esto que me voy a llevar a la boca se considera un alimento?, ¿mi abuela lo clasificaría como un alimento? Si la respuesta es negativa, lo que sugiero es que lo dejen, que no lo coman. Porque, en efecto, actualmente existen miles de productos elaborados bajo procesos químicos, y más que alimentos, yo los clasifico como productos. Productos a los que se les ha invertido mucho dinero, en investigación, en desarrollo químico, incluso en desarrollo de marketing y psicología de consumo, para hacerlos atractivos a la gente, y no necesariamente porque sean nutritivos, pues casi nunca en esos productos se ha considerado la parte de la nutrición.

Un solo producto de esos, puede estar compuesto por más de 40 ingredientes distintos, ingredientes que no son naturales, que son fabricados sintéticamente en el laboratorio y que nuestro cuerpo no los reconoce como alimentos; por eso también existen muchas intolerancias hacia ciertos alimentos, alergias alimentarias, enfermedades crónico degenerativas; existe, hoy más que nunca, una alta incidencia de cáncer, un acontecimiento de salud que nunca antes se había producido a tan gran escala. Por lo tanto, la sensatez nos señala volver a lo natural.

Volvamos a nuestras raíces, a comer alimentos enteros, naturales, sin conservadores, mínimamente procesados, o sin procesar; eso es lo que nuestro cuerpo reconoce como alimento. Si nos apegamos más a esta sabiduría de nuestro sentido común, vamos a transformar nuestra vida, vamos a modificar en verdad la forma en que nos alimentamos, no sólo nosotros mismos, sino también vamos a influir en aquellas personas que quizá están bajo nuestra tutela, como son tus hijos, las personas con quienes nos relacionamos, tu esposo, tu esposa, tus compañeros de trabajo, tu familia más cercana, tus amigos, etc. Así que evidentemente es importante cuidar este aspecto, para ser personas saludables, y estar libres de enfermedades.

Screen-Shot-2014-08-12-at-18.31.32

—CORPOSANO: ¿Qué técnicas específicas utilizas en tus sesiones de coaching para la salud y alimentación?

—DIANA ALVA: Utilizo muchas metodologías encaminadas a ayudar a la persona a construir  metas y objetivos bien planteados, bien formulados; hago muchas preguntas poderosas hacia los clientes, mediante las cuales ellos mismos se están cuestionando las consecuencias, tanto negativas como positivas, de sus actos. Ellos descubren que detrás de sus acciones y sus malos hábitos hay muchas razones por las que están así, y también hay muchas ganancias positivas; y trabajamos mucho en romper, en deshacer, esas creencias que los limitan para ser la mejor versión de sí mismos.

El manejo de creencias es una metodología que empleo siempre; es una metodología muy eficaz y poderosa: hace que mi cliente se potencie, que se sienta capaz de lograr cualquier cosa que se proponga, que se comprenda como una persona decidida y capaz de lograr sus objetivos, con la consciencia de que el fracaso no existe, sólo el nutrirte de las experiencias, negativas o afirmativas, y volver a comenzar, nunca ceder; permite que tenga una mente clara, definida, así como la certeza de su propia capacidad. Y desde esa certeza, va a hacer lo que sea necesario para lograr sus sueños.

Mi formación no sólo es como health coach, también he estudiado por mucho tiempo la programación neurolingüística, soy Master Practitioner en PNL, y trabajo mucho en la cuestión del lenguaje, manejo de creencias, construcción de estados poderosos que permitan a mis clientes saber que son capaces de realizar todo aquello que en verdad se planteen, utilizo también técnicas de visualización, muy efectivas para construir ese sueño atractivo que nos dé la motivación todos los días de levantarnos temprano, a trabajar en nosotros, para convertirnos en una persona saludable.

Utilizo también herramientas de hipnosis y persuasión, las cuales me permiten conectarme, en un nivel más profundo, y establecer una comunicación más estrecha con mis clientes, de modo tal que la mente consciente no nos obstaculice, es decir, que se establezca una comunicación con la mente inconsciente, porque es allí donde se guardan todas las vivencias, todos los recursos que mi cliente necesita para hacer los cambios que requiere; la hipnosis me ayuda muchísimo a trabajar con los malos hábitos, sobre todo aquellos que están muy arraigados, como el consumir comida insana y no poder controlar esta ingesta; o manejar atracones, e incluso manejar estados emocionales que tampoco son propicios para mantenerse en las decisiones que uno ha tomado.

Utilizo asimismo las afirmaciones, que son semillas poderosas que sembramos en la mente del cliente y que mientras él las repita con convicción, con verdadero convencimiento de que su vida debe ser exitosa, grandiosa, ayudan bastante a generar ese estado donde todo es posible. También utilizo técnicas de relajación y manejo del estrés como el EFT o Tapping (emotional freedom technique), sumamente poderosas para evitar esa tensión que nos impulsa a comer en exceso, que nos vuelve inconscientes de lo que nos estamos llevando a la boca, de la forma en la que lo hacemos. Practico también la Alimentación Consciente Mindfulness; mis técnicas están enfocadas a devolverle la consciencia a mi cliente, para que coma de alguna manera más consciente, más intuitiva, más en el aquí y en el ahora.

Mediante todas las técnicas, hacemos cambios increíbles en la vida de las personas. Otra cosa que practico muchísimo es la sabiduría herbolaria, la filosofía en torno al poder de las plantas, conocimientos mediante los cuales aprendemos a utilizar las plantas curativas, el poder de las plantas con propiedades medicinales, para limpiar nuestro cuerpo y purificarlo de aquellas sustancias tóxicas y devolverle a nuestros sistemas de depuración y purificación la funcionalidad que requieren, para sacar toda esa carga de toxinas de nuestro cuerpo. Pues esta carga tóxica nos hace tener baja energía y acumular grasa.

Utilizo la filosofía herbolaria y estas herramientas de la botánica, porque dan muy buenos resultados, no generan adicciones y su eficacia está comprobada, no sólo por la ciencia, sino por una tradición milenaria. Me interesa mucho darle a mis clientes cosas naturales, mostrarles procedimientos a través de los cuales ellos vean que los resultados se producen gracias a sus acciones y a su voluntad de hacer y cambiar.

Estoy en contra, definitivamente, de utilizar “varitas mágicas”, píldoras, medicamentos que prometen desaparecer la grasa excedente sin dejar ningún efecto secundario.

Sabemos que eso en realidad no existe. Hoy en día no existe una píldora que no provoque efectos secundarios; y además, algo muy negativo que tiene este tipo de productos o fármacos, es que el cliente le atribuye poder al medicamento, no a su fuerza de voluntad, no a su trabajo, no a su enfoque, no a su entusiasmo; y eso es muy peligroso, porque no aumenta la autoestima, no genera ese sentimiento de logro, de orgullo de haber bajado de peso por sí mismos.

Entonces, no son cosas que yo promuevo; sí utilizo lo que la naturaleza nos da para potenciar y acelerar los procesos, pero siempre cuido que sean cosas inocuas, que sean cosas naturales y que sumen. De ninguna manera utilizo ningún producto de manera aislada, sino que todas las técnicas, todas las herramientas que empleo se conjuntan, coadyuvan entre sí para alcanzar los óptimos resultados. Así es mi programa de entrenamiento para la salud, y constituye, verdaderamente, una aventura fascinante, increíble, hacia la salud, el bienestar y, como efecto secundario positivo de ese cambio tan importante en la vida, se produce la pérdida de peso. Sin dietas estrictas, sin métodos absurdos, sin grandes renuncias ni enormes sacrificios. Es un proceso absolutamente disfrutable, y con enormes beneficios, tanto durante el proceso como más allá del mismo, pues mi entrenamiento está proyectado para servir a lo largo de la vida.

Screen-Shot-2014-08-12-at-18.29.21

—CORPOSANO: ¿Qué condiciones necesitas encontrar en el cliente y decidir trabajar con él? Entiendo que seleccionas a tus clientes, y que necesitas de un mínimo de condiciones para que tu programa sea exitoso, ¿cuáles son esas cosas en las que tú te fijas a la hora de decidir trabajar con un cliente?

—DIANA ALVA: Efectivamente, para poder trabajar y que el programa de coach sea eficaz y que yo pueda satisfacer las expectativas que tiene un cliente cuando invierte su dinero conmigo, es que —como ya mencioné anteriormente— asuma un compromiso consigo mismo, de llevar su voluntad a un nivel superior de trabajar consigo mismo para convertirse en una mejor persona cada día, eso es algo muy importante. También necesito la participación de mi cliente, que esté dispuesto a abrir su mente; que esté dispuesto a generar nuevas opciones y a dejar esos viejos patrones de comportamiento que ahora no le sirven; que esté dispuesto a probar cosas nuevas, a incorporar nuevos alimentos, nuevas formas de preparación de la comida, a tomar decisiones diferentes; dispuesto a variar sus horarios y la comida que normalmente come.

Necesito también trabajar con personas que estén dispuestas a hacer un esfuerzo en su vida y generar todo ese ambiente propicio para el cambio. Es importante poner mucho, mucho empeño, por parte del cliente, porque de otra manera el programa no va a funcionar, y yo no quiero que la gente invierta en algo que no le reditúe mucho, mucho más de lo que ha invertido. Yo aseguro, aseguro a cualquier persona, que si pone en acción todos los consejos que le doy, que si pone en práctica las estrategias y planes que hacemos juntos, no hay opción para el fracaso.

Su vida —tu vida— va a cambiar, siempre y cuando tomes acción. Entonces, no me gusta trabajar…, bueno, no es que no me guste, más bien debería decir: no busco personas que estén cerradas ante el cambio, que tengan una mente cerrada, porque eso no me permite desarrollar íntegramente mi programa, me limita mucho; y se pueden alcanzar mejores resultados con gente cuya mente está abierta; por ello ese aspecto para mí es sumamente importante. También me gusta trabajar con gente que se compromete, respeta sus citas. Con personas que saben que tienen una cita consigo mismas cada quince días. Sin embargo, no es sólo cada quince días que se conectan conmigo para tener nuestra sesión personal, sino que tienen una cita todos los días consigo mismas, para mejorarse y trabajar en sus malos hábitos.

Necesito personas que hagan espacio en su agenda, en su vida, en esa su vida ajetreada y complicada, para trabajar en sí mismas; aquella persona que le da prioridad a su trabajo, a las demandas de los demás, a las prisas de la vida cotidiana, no es una persona que está preparada para probar el entrenamiento. Mucha gente lo necesita, mas no toda la gente está dispuesta a hacer ese gran esfuerzo; así que yo busco personas que ya decidieron y que lo único que requieren es la ayuda para saber cómo ponerlo en práctica. Otra de las cosas y de los requisitos que establezco para poder trabajar con alguien, es que la persona esté dispuesta a llevar el programa en práctica más allá de nuestras sesiones.

Que ponga en acción los consejos, que realice los ejercicios, mis sugerencias, que las pruebe, que intente, que obtenga experiencia de lo que yo le propongo… Si es una persona que no está interesada en probar ese tipo de opciones nuevas, seguramente no va a poder sacarle el máximo provecho a este programa, entonces, no…, prefiero no trabajar con ese tipo de personas, porque para mí lo más importante es que quien lleva este programa, aprenda el máximo, que le saque el máximo provecho, que le saque todo el jugo a este programa y sienta que hizo una gran inversión en su vida.

 

—CORPOSANO: ¿Son suficientes 6 meses de coaching para verdaderamente transformar la vida de una persona, para que ésta se convierta en alguien saludable y encuentre el camino para perder peso de forma sostenida?

—DIANA ALVA: Por supuesto que sí. Doce sesiones quincenales son necesarias para iniciar este cambio en la vida, para iniciar una forma de pensar diferente, para comenzar a cuestionar nuestras decisiones y aprender cómo tomar mejores decisiones a la hora de alimentarnos. En 12 sesiones aprendemos cuestiones indispensables para alimentarnos bien, para nutrir no solamente nuestro cuerpo con alimentos verdaderos, sino también cómo balancear nuestra vida, en el terreno emocional, en las relaciones, en el trabajo, en las finanzas, la parte espiritual… Todas esas áreas influyen sobre la posibilidad de que tengas una calidad de vida extraordinaria; si alguna de esas áreas está desbalanceada, es muy probable que no puedas ver los óptimos resultados que tú quieres.

Así que mi idea es que en 12 sesiones una persona, el cliente con el cual yo trabajo, adquiera todas esas habilidades básicas, que le permitan mantenerse en la ruta de un camino saludable; un camino saludable que nunca termina y que siempre es susceptible de mejorarse. Por tanto, mi idea es que ellos, mis clientes, se conviertan en sus propios health coaches, y que sean su propio coach, ¿para qué? Pues para lograr hacer todos los cambios que requiere su vida. Nuestra vida siempre está en continuo cambio, nunca es estable, siempre está en movimiento. Con la metodología que yo les propongo, es posible hacer un cambio verdadero, consistente, de modo tal que la inversión que ellos van a hacer para su vida, se multiplique muchísimas veces, en beneficios tangibles, en cambios vitales que les hagan disfrutar de una salud óptima.

Screen-Shot-2014-08-12-at-18.32.11

—CORPOSANO: ¿Cómo puede alguien elegir a un health coach, qué recomendaciones le darías a una persona que quiere contratar a un entrenador de salud?, ¿cómo buscarlo, por dónde, cómo encontrarlo? ¿Cómo saber qué es un health coach?

—DIANA ALVA: Una de las cosas más importantes es que verifiques que se trata de una persona preparada, una persona entrenada, capacitada para poder ayudarte a hacer cambios en tu vida. No sólo es importante que sepa cuestiones de alimentación y de salud; obviamente, es muy importante que sepa eso, porque una gran parte del estilo de vida está centrado en la forma en que nos alimentamos; pero eso solo no basta. Además es muy importante que tenga las habilidades adecuadas para ayudarte a superar los obstáculos que se presentan en tu vida, que te ayude a generar estrategias de automotivación, y que también colabore contigo para desarrollar planes y estrategias increíbles y exitosas que te permitan mantenerte en el camino saludable.

Muchas personas tienen los conocimientos básicos, importantes, de cómo cuidarse, tienen la información; pero la mera información no basta; es importante saber llevar a la práctica los conocimientos, y para ponerlos en práctica, se necesita tener voluntad, deseo, motivación constante, y tener también la habilidad de generar objetivos alcanzables, paso a paso, y que ese logro de pequeños objetivos te conduzca a lograr las grandes metas.

Un buen coach debe estar bien preparado, bien capacitado para poder establecer con el cliente objetivos y metas a corto, mediano y largo plazo, que le permitan evaluar el progreso que va teniendo, y que además lo acerque a los resultados que él quiere.

Muchos health coaches estamos preparados con esa gran carga de herramientas, esa artillería pesada para poder combatir los malos hábitos. Y asimismo, es muy importante que te sientas a gusto, en confianza con el health coach. Por lo demás, te sugiero buscar entrenadores de salud (health coaches) que se hayan entrenado también en otras áreas, que hayan enriquecido su bagaje espiritual con conocimientos de medicina alternativa, de terapias holísticas, etc. Porque todas esas herramientas suman, y entre mejor preparado se encuentre, esta persona, más oportunidad va a tener de ayudarte. Entonces, sí es muy importante que revises que se trata de una persona que ha recibido un entrenamiento en algún instituto y que tenga una  certificación como health coach. En mi caso, yo me certifiqué en el Institute of Integrative Nutrition, de Nueva York – IIN-. Éste es un instituto surgido en 1992, y hoy en día tiene la fortuna de haber certificado a más de 30,000 health coaches alrededor del mundo. Sin duda es la organización con más prestigio en la formación y capacitación de health coaches a nivel mundial. Y también pertenezco a la Asociación de Health Coaches de México. Así que revisa un poco más allá de su currículum, analiza con qué persona quieres trabajar y ponte en acción, eso es lo más importante: que actúes hoy mismo para cambiar tu vida.

 

—CORPOSANO: ¿En dónde te puede encontrar la gente?

—DIANA ALVA: Pueden leerme en mi blog de salud en www.vivesanamente.com, o escribirme directamente en info@vivesanamente.com y también me pueden encontrar en las redes sociales como www.twitter.com/DietayPeso y www.facebook.com/DietayPeso. Estoy encantada de poder difundir qué es un health coach con toda la gente que lee esta magnífica revista. Muchas gracias y hasta pronto.

Tu compañera de éxitos,

.


Pin It on Pinterest

Share This