fbpx

El otoño es más que una transición entre el cálido verano y el frío invierno.

Es una época del año perfecta para transformarnos internamente y prepararnos para los tiempos difíciles del invierno.

Escribí este artículo para ayudarte a conectar con los ciclos de la naturaleza y sacarle mucho provecho a las diferentes etapas de tu vida.

Cuando termines de leer este artículo, vas a saber conectarte con la esencia del otoño y aprovechar esta estación para vivir sana y plenamente.

¿Te reconoces como una mujer cíclica?

 

Hasta hace algunos años no era consciente de los ciclos de mi cuerpo.

Mucho menos le daba algún significado a las estaciones del año.

Las prácticas espirituales, el conocimiento de mí misma y algunos libros, me ayudaron a saber que la vida tiene un constante ritmo de inicios y finales que nunca se terminan.

El ciclo menstrual, las etapas de nuestra vida, las estaciones del año, las relaciones, todo ello tiene un comienzo y un fin.

Cuando aceptamos que la vida funciona así, somos más capaces de aceptar los cambios y fluir con ellos.

Por el contrario, cuando nos quejamos de que hace mucho viento, que está lloviendo, que los días son más cortos, que estamos envejeciendo… entramos en una especie de resistencia.

Esto nos impide apreciar lo que es y vivir felizmente en el presente.

El otoño me gusta, es mi estación favorita. Adoro ver los diferentes tonos en los árboles, el ruido de las hojas en el suelo, la textura y calidez de las mantas y las bebidas calientes.

Especialmente el té chai y la leche “dorada” son mi fascinación en la temporada de frío.

También reconozco al otoño en mi cuerpo a mis 50 años: la presencia de mis canas, mi piel madura, mi cuerpo en la víspera de mi cierre reproductivo para dar inicio a la transición de la menopausia.

Sin duda, estos cambios pueden ser difíciles para algunas mujeres. Pero necesitamos abrazar los cambios para transmutar el miedo a envejecer y abrirnos a la nueva primavera el próximo año.

Algo que he aprendido es que cuando aceptas tus ciclos te vuelves una mujer más sabia y más feliz.

¿Qué significado le das al otoño?

 

Me gusta observar lo que pasa en la naturaleza y hacer una metáfora con la vida de una mujer.

Por ejemplo, el otoño se caracteriza por:

1- Las hojas de los árboles se secan y se caen

Esto me recuerda que el otoño es un tiempo perfecto para desprenderte de lo que no puedes estar cargando. Estar ligera de equipaje te va a ayudar a prosperar cuando vengan tiempos mejores.

Lo que tienes que soltar puede tratarse de alguna relación, un mal hábito relacionado con tu salud o alimentación, por ejemplo.

Tienes que desprenderte de todo lo que ya no aporta, tal como lo hacen los árboles cuando tiran sus hojas.

Eso hace que puedas mirar tu vida desde una nueva perspectiva y sentirte más ligera.

Aprender a soltar lo que ya no funciona es esencial.

2- Empieza a hacer frío

Con el descenso de la temperatura, pasamos menos tiempo afuera, respecto al verano

¿No será esta la señal que nos pide que estemos más dentro de nosotras?

Esta época del año es propicia para reflexionar en lo que cosechaste durante el año. También el otoño es ideal para pensar hacia dónde vas, qué quieres.

Puedes empezar a plantearte lo que quieres para el año que entra es esencial. Planear en enero puede ser tarde para iniciar con propósito el año que viene.

3- Agradecer la cosecha

El otoño es cuando encontramos que las frutas y verduras tan prolíficas durante el verano, comienzan a madurarse.

Muchas personas hacen conservas debido a la gran abundancia de los frutos.

En Norteamérica tienen una bellísima tradición que es el “Día de acción de gracias”.

No sé por qué en Europa y en Latinoamérica no la adoptamos. Pienso que el significado es sensacional y que puede ayudar a convertirnos en mejores personas.

Dar gracias por todas las bendiciones que has recibido durante el año es fundamental para apreciar lo que eres y lo que tienes.

El otoño es la época perfecta para hacerlo y compartirlo con tus seres amados. Por lo pronto piensa qué puedes agradecer de lo que te ha traído este año.

Recuerda que incluso las malas rachas tienen un regalo dentro.

Quizá no vemos lo positivo de los problemas o grandes retos, pero madurar significa ver las situaciones desde una perspectiva más optimista.

 

El otoño tiene grandes retos

 

Con la llegada del otoño empezamos a tener días más fríos y con más viento. También los días empiezan a hacerse cada vez más cortos y tenemos menos horas de luz.

Todo eso trae nuevos retos a los que necesitamos adaptarnos.

 

1- Menos horas de luz

Con el acortamiento de los días, la gente ya no está tanto afuera de su casa.

Dejamos el bullicio del verano para entrar en otro estado de ánimo.

Hay menos oportunidad de ser sociables y eso a muchas personas, especialmente a las mujeres, les afecta.

Muchas mujeres se sienten tristes o nostálgicas.

Por eso, el reto en esta época del año será encontrar actividades que nos permitan establecer una conexión con nuestros amigos y seres amados, a pesar de las condiciones del tiempo.

Hay que buscar activamente a la gente y no dejar que nuestro ánimo decaiga.

Nútrete de relaciones amorosas e invita a casa a tus amig@s para ver películas de fantasmas o escuchar jazz, por ejemplo.

2- Las fechas límite se acercan

Como mujeres trabajadoras y ocupadas sabemos que el cierre del año y la evaluación de los resultados profesionales se están acercando.

Con ello, el estrés se incrementa en caso de que aún estemos lejos de la meta.

Aquí lo importante es recordar que el estrés puede boquear nuestra capacidad de respuesta y la creatividad para resolver problemas.

Además, el estrés es uno de los factores que drena nuestra energía y hasta nos hace engordar.

Aprende cómo «Reducir el estrés: 13 soluciones basadas en ciencia.» 

Encuentra espacio para relajarte. Medita, escucha música inspiradora. Aprovecha para hacer largas caminatas en la naturaleza y meditar tus siguientes pasos.

El otoño es el tiempo perfecto para ponerte como una prioridad en tu vida practicando el arte del auto-cuidado extremo.

 

3- Las festividades

Finales de octubre, noviembre y casi todo diciembre, están llenos de celebraciones.

Con ello es muy fácil abandonar nuestros buenos hábitos alimenticios y hacer menos ejercicio.

Descuidar tu alimentación puede hacerte ganar peso y debilitar tu sistema de defensa.

No puedes olvidarte que cuidar de ti misma en esta temporada, es una prioridad.

¿Sabes qué?

Puedes tenerlo todo. Disfrutar de la comida y mantener el balance físico es posible si aprendes a hacerlo en consciencia.

7 consejos de salud para el otoño

 

Cuidar nuestra salud en otoño es fundamental.

Recuerda que vendrán tiempos difíciles en el invierno y debemos fortalecernos y prepararnos desde ahora.

1- Toma caldo de huesos

Es una bebida nutritiva, terapéutica y restauradora.

Además, tiene un increíble poder para rejuvenecer tu piel, cabello y uñas. Estas partes de tu cuerpo sufren mucho durante el otoño e invierno.

Ve la receta y los beneficios del caldo de huesos aquí: Caldo de huesos

2- Hidrata tu piel

El viento y el frío del otoño pueden hacer que tu piel luzca deshidratada y avejentada.

Pon de día y de noche una crema hidratante que impulse tu piel.

Aplícala en todo el cuerpo, en especial en la cara, cuello y manos.

3- Toma vitamina C

Come muchos cítricos como mandarinas, naranjas, toronja y limón.

La vitamina C protege tu sistema inmune de resfriados y ayuda a que tu piel luzca brillante.

Puedes tomar también un suplemento de esta vitamina tan necesaria en tiempos de frío.

Conoce más de los beneficios de la vitamina C.

4- Haz un Detox holístico

Con detox holístico me refiero que hagas un proceso en el que te desprendes de cualquier asunto o situación que no te deje prosperar o renacer en la primavera. 

Por ejemplo:

* Elimina tu peor hábito que no te deja ser productiva

* Termina con una relación tóxica

* Deja ir alguna emoción/pensamiento que te afecta…

* Limpia y ordena tu despensa y cocina. Deshazte de toda los alimentos procesados que no te aportan nada bueno (ya sabes cuáles son)

* Limpia y ordena tu casa profundamente, no superficialmente. Haz espacio para que nuevas cosas lleguen a ti en la primavera

En una palabra: SUELTA.

5- Duerme más

Muchas mujeres tenemos pobre calidad de sueño.

Quizá nos mantengan despiertas los bochornos, o las preocupaciones y eso impide repararnos adecuadamente.

Procura dormir tus 7 a 9 horas cada noche para mantenerte guapa y sana a cualquier edad.

Lee el artículo cómo dormir mejor.

6- Alimentos calientes

Cuando la temperatura desciende es importante comer alimentos calientes. Incluso un poco de picante no cae nada mal.

Las sopas, cacerolas, té chai, y comida con especias como el curry, pimienta cayena y jengibre, mantienen el fuego por dentro y te hacen sentir reconfortada.

7- Alimentarte bien

La recomendación en cada estación del año es comer alimentos de temporada.

La calabaza es la reina de la temporada.

También tenemos muy disponibles berenjenas, granadas, manzanas, peras, uvas, camotes, tomates, toronjas, hongos y setas, y todo tipo de nueces que puedes disfrutar en el otoño.

Además de nutritivo, es más barato comer de temporada.

Las nueces me recuerdan cómo somos las mujeres.

Podemos tener una cáscara dura y áspera, pero por adentro somos blandas y suaves.

¡Haz del otoño algo fascinante con este último consejo!

Si me pidieras un sólo consejo que te ayudara a aprovechar más este otoño, te recomendaría:

Hacer un DIARIO.

Si tienes el hábito de escribir, genial. Si aún no, este es el momento perfecto para iniciarlo.

Recuerda la importancia de ir hacia dentro en esta época del año.

Para hacer un diario se necesita muy poco. Un cuaderno exclusivamente para eso y un bolígrafo.

El requisito más importante es hacer espacio en tu día para ti.

Relájate, enciende una vela, pon algún aceite esencial, sírvete un té chai o cualquier bebida que prefieras y regálate una cita contigo misma.

Aquí tienes algunas ideas para escribir que te ayudarán a soltar la pluma.

Reflexionar acerca de esto te ayudará a conectar contigo y a comenzar a escribir libremente en tu diario.

  • ¿Qué cosas necesito dejar ir?
  • ¿Soy feliz con mi vida?
  • ¿Estoy orgullosa de mí?
  • ¿Qué malos hábitos necesito eliminar?
  • ¿Qué voces interiores necesito modificar?
  • ¿Qué virus mentales necesito desprogramar?
  • ¿Estoy feliz con mi carrera y mis relaciones?
  • ¿Cómo voy con respecto a mis objetivos del año?
  • ¿Cómo puedo mejorar mi salud y estar más fuerte y sentirme más ligera?

Como mujeres multidimensionales que somos, esto es lo que tienes que cuidar este otoño:

PLANO FÍSICO: Cuidar tu cuerpo, nutrirlo adecuadamente con alimentos de temporada y resolver lo que te causa estrés.

PLANO MENTAL: Dejar ir creencias negativas y desprogramar los virus mentales que te estancan y empoderarte para dar el último empujón para obtener tus objetivos anuales.

PLANO ESPIRITUAL: Soltar las experiencias que te afectan emocionalmente. Apreciarte por quién eres y crear un estado de introspección a lo largo de la estación.

Mi consejo final es que no esperes a enero para reinventarte.

Hoy es el mejor momento para reconectar con tu Diosa interior y llenarte de amor, aceptación y gozo por vivir.  

¡Disfruta del otoño!  

Diana Alva,

Health Coach y Master en Programación Neurolingüística

Pin It on Pinterest

Share This

Descarga gratis la Guía - "Delgada y En Forma Después de los 40”