fbpx

Las leches vegetales hechas en casa son una alternativa excelente si pretendes dejar de consumir la leche de vaca por la razón que sea. Las leches vegetales son igual de nutritivas y apetecibles que la leche de vaca.

La tendencia vegetariana y los frecuentes problemas de intolerancia a la lactosa han logrado que se ponga atención a elaborar leches a base muy variados vegetales como: avena, coco, almendra. nuez de la india, quinoa, alpiste, amaranto, arroz, etc.  leches vegetales

Las leches vegetales hechas en casa  sin duda son una opción saludable para tu cuerpo y también para tu economía ya que las leches vegetales las puedes realizar en casa con ingredientes de bajo costo y con la certeza de que son 100% naturales.

Las personas que son intolerantes o alérgicos a la lactosa no pueden tomar leche de vaca o tienen que elegir leche des-lactosada. El placer de desayunar o hacer un postre con leche, es un factor que impide que los intolerantes a la lactosa dejen de consumir leche de vaca por no conocer el beneficio de las leches vegetales.

Existen muchas alternativas para sustituir la leche de vaca por bebidas similares en consistencia y apariencia que también aportan vitaminas y minerales esenciales en la dieta. Los componentes de las leches vegetales son fáciles de asimilar, por lo que es recomendable consumirlas si tienes problemas de digestión, especialmente en los primeros años de vida o si sufres gastritis o colitis.

La razón por la cual las personas son intolerantes a la lactosa es debido a la carencia de la enzima encargada de digerir la leche, la lactasa. La lactasa provoca una digestión más lenta por lo que te hará sentir inflamado o con malestar.

Leches vegetales comerciales  leches vegetales

Las leches vegetales comerciales suelen enriquecerse con nutrimentos como fósforo y calcio y otras vitaminas y minerales a diferencia de las leches vegetales caseras que están repletas de nutrientes de fácil asimilación.

Las leches vegetales comerciales tienen por lo regular un alto contenido de azúcar, saborizantes artificiales y conservadores, incluso aunque sean orgánicas. Muchos fabricantes de leches  vegetales añaden un ingrediente llamado carragenina, que es utilizado como espesante y gelificante en alimentos procesados para darles cuerpo y consistencia.

El efecto negativo de la carragenina radica en su capacidad inflamatoria ya que provoca inflamación gastrointestinal, además se habla de tasas altas de lesiones intestinales como úlceras y tumores malignos en personas que consumen frecuentemente este compuesto.

El aumento en el consumo de alimentos procesados que contienen carragenina se relaciona con la incidencia de casos de colitis y otras enfermedades inflamatorias del colon.

La carragenina la podemos encontrar también en: margarinas, quesos cremosos, helados, productos a base de leche de vaca, postres, mermeladas, sopas, alimentos para bebés y en algunos productos cárnicos.

Recuerda que es indispensable que leas las etiquetas antes de comprar algún producto y sobre todo que evites aquellos que contengan espesantes, emulgentes, emulsionantes, estabilizantes, colorantes y otros.

Leches vegetales hechas en casa

Las leches vegetales hechas en casa al no tener ni un ingrediente de origen animal son bajas en colesterol, grasas, calorías y si la preparas en casa podrás manipular el azúcar y será 100% natural y libre de aditivos químicos y conservadores.

Leche de almendras

Esta leche vegetal es muy nutritiva, es rica en grasas saludables que disminuyen el riesgo de padecer enfermedades del corazón. Aporta proteínas vegetales, vitaminas y minerales. Sin olvidar que la almendra es rica en antioxidantes y es el alimento con mayor cantidad de calcio no animal.

La leche de almendras funciona como un sustituto de leche de vaca, cumpliendo con requerimientos nutricionales necesarios. Es rica en calcio que es un mineral esencial para el funcionamiento del organismo y para mantener tus huesos y dientes sanos.

Leche de coco

La leche de coco tiene un sabor y color dulce, debido al contenido de aceites y azucares que contiene. Es una bebida equilibrada con un alto contenido en nutrientes esenciales como vitaminas y minerales. En el caso de las vitaminas destacan la B1, B2, B3, B5 Y B6 y en los minerales destacan el potasio, fósforo y selenio.

A pesar de su sabor dulce, la leche de coco no contiene glucosa, ni fructuosa, aportando solamente 2% de azúcar. leches vegetales

Leche de avena

La avena es un cereal de alto valor biológico, el cual  es ideal para preparar leche vegetal. La avena te aporta un importante nivel de fibra que tiene efectos benéficos en la reducción de colesterol.

El consumo de avena tiene un impacto a nivel de sistema nervioso, su riqueza en vitamina B la hacen una bebida ideal para calmar y fortalecer los nervios.

¿Cómo preparar leches vegetales?

Leche de almendras

Ingredientes:

  • 1 taza de almendras
  • 6 tazas de agua
  • Extracto de vainilla o canela

La preparación es sencilla, necesitas dejar remojando las almendras en 3 tazas de agua durante la noche, posteriormente enjuagarlas y  licuarlas con 3 tazas de agua, después debes colarla con una manta de cielo que puedes conseguir en cualquier tienda de telas y para finalizar puedes agregar un toque dulce como extracto de vainilla o canela.

Leche de coco

Ingredientes

  • 2 tazas de coco natural
  • 3 tazas de agua
  • Extracto de vainilla o canela

Debes agregar las 2 tazas de coco natural con las 3 tazas de agua y el extracto de vainilla o canela en la licuadora  para lograr una mezcla homogénea. Licuar hasta obtener una mezcla uniforme. Debes colarla con una manta de cielo o con una bolsa para lechada que puedes adquirir en alguna tienda orgánica  y ¡Listo!

Leche de avena

Ingredientes:

  • 1 taza de avena
  • 4 tazas de agua
  • Extracto de vainilla o canela

Previamente debes dejar remojando la avena durante 6-8 horas. En la licuadora debes introducir la avena remojada junto con su agua de remojo, agrega una taza de agua y licúa hasta lograr una mezcla homogénea. Si deseas la puedes colar con una manta de cielo o con una bolsa para lechada para lograr que sea completamente líquida y reducir la cantidad de fibra.

El tiempo de vida en refrigeración de las leches vegetales es de 48-72 horas. El mejor recipiente para guardarlo es en alguno de vidrio, ya que mantiene activas las vitaminas y minerales y evita que se pierdan estos nutrimentos a la hora de servirlos y consumirlos.

Cuando almacenes las leches vegetales en los recipientes de vidrio debes cuidar realizar un envasado  hermético, si lo haces correctamente vas a retrasar el proceso de descomposición.

El envasado hermético tiene el objetivo de evitar el paso de gases y líquidos para evitar que los productos se infecten de bacterias y  al momento del consumo mantengan la frescura.

Como puedes ver, las leches vegetales hechas en casa son una excelente opción ya que aportan además de menos calorías, una cantidad adecuada de vitaminas, minerales y son libres de químicos y de hormonas. Además pueden ayudar a tu economía ya que el costo se puede llegar a reducir hasta 2 veces dependiendo de la calidad de los ingredientes que uses.

Tu compañera de éxitos,

.

Pin It on Pinterest

Share This

Descarga gratis la Guía - "Delgada y En Forma Después de los 40”