fbpx

shutterstock_74763259-199x300 Misión: Cambio de hábitos.

Programa de acompañamiento.

Te invitamos a cambiar esos malos hábitos que te han llevado a ganar peso y a no sentirte pleno a través de nuestro programa de acompañamiento, en el que cada semana recibirás tips e indicaciones precisas y podrás tener claridad de qué cambios hacer y cómo llevarlo a cabo.

Consigue tu material, haz tu autoevaluación y ten listas tus metas. Tendremos indicaciones muy pronto para comenzar una nueva etapa feliz y saludable. 

Antes de comenzar a cambiar tu alimentación, te recomendamos leer las instrucciones y estar atento a nuestros siguientes 6 artículos, donde detallaremos lo que puedes hacer semana con semana. 

Para lograr cambios en nuestros hábitos debemos hacerlo paso a paso. Un hábito a la vez. Cuando seguimos una «dieta restrictiva» puede significar demasiados cambios por lo que muy pocas veces esos cambios son duraderos. Un hábito es un comportamiento que repetimos y repetimos, hasta que se vuelve automático y sucede con facilidad. La manera de cambiar un hábito es repitiendo, repitiendo, repitiendo… hasta que no te esfuerces en hacerlo y suceda automáticamente.

Este inicio de año tenemos para ti un Programa de acompañamiento, en el que iremos haciendo cambios semanales juntos. Si tienes ganas de cambiar y no sabes bien cómo, siguiendo nuestras recomendaciones podrás ir haciendo un cambio a la vez, de forma que sea efectivo y logremos juntos mejorar nuestra relación con la comida.

Lo primero que necesitamos es tener nuestro material de apoyo. Los cambios se logran con constancia y disciplina, por lo que el material será fundamental para lograrlo. Es como si fuéramos al campo, necesitamos llevar lo necesario con nosotros como botas apropiadas, sombrero para el sol, una linterna, víveres. También en esta aventura de cambio de hábitos, cambiaremos de terreno por lo que deberás tener lo siguiente:

MATERIAL DE APOYO

  1. Ante todo ser sinceros con nosotros mismos. De nada sirve mentirnos ni justificarnos. Es mejor aceptarnos a nosotros y a nuestros hábitos para de ahí, poder evaluar hacia dónde nos conviene ir y poder plantear objetivos alcanzables y realistas.
  2. Una libreta especial en la que harás tus anotaciones y descubrimientos. Le llamaremos “Cuaderno de salud y bienestar” (o le puedes poner otro nombre que te inspire a escribir y estar motivado). Si lo forras y la destinas únicamente a esta misión, mejor.
  3. Un block especial para hacer tus listas de compras y planificar tu alimentación para la semana.
  4. Una botella de agua que te guste mucho, mínimo de medio litro para que la lleves contigo. Debe gustarte el diseño, color y forma pues te acompañará cuando estés fuera de casa.
  5. Un set de 2 o 3 recipientes de plástico de buena calidad que también te gusten y una bolsa especial para llevarlos contigo. Uno de los primeros cambios que haremos es aprender a llevar con nosotros nuestros alimentos. Ya verás, es más fácil de lo que crees. Hay loncheras muy prácticas y completas que puedes adquirir y si no, con unos tuppers y una buena bolsa es más que suficiente.

AUTOEVALUACIÓN

Antes de plantearnos nuevas metas en cuanto a nuestra salud este año nuevo, lo más sensato es primero evaluarnos a nosotros mismos, revisar cómo ha sido nuestra alimentación, ejercicio y hábitos en general.

Hazte las siguientes preguntas y anota las respuestas en tu cuaderno bajo el título de autoevaluación.

–       ¿Mi peso es diferente al del año pasado?

–       ¿Me siento sano y con energía o cansado la mayor parte del tiempo?

–       ¿Como en casa o fuera? ¿qué tipo de alimentos y bebidas (haz una lista)?

–       Si voy a restaurantes, ¿qué tipo de restaurantes son y qué tipo de platillos elijo?

–       ¿Como porciones saludables o me “lleno hasta el tope” cada vez que me siento a comer?

–       ¿Fumo?

–       ¿Hago ejercicio?

–       ¿Qué tanto alcohol tomo durante la semana?

NUEVAS METAS

¿Deseo bajar de peso? ¿bajar el colesterol o triglicéridos? ¿la presión arterial o la glucosa? ¿quiero sentirme con más energía?

Decide lo que realmente quieres lograr para ti en cuanto a alimentación y anótalo en tu “cuaderno de salud y bienestar”.

También para la actividad física deberás decidir tus metas. Un ejemplo es: “durante el primer mes, iré a caminar 10 minutos los días lunes y jueves, y aumentaré hasta llegar a 30 minutos. Para sentirme motivada invitaré a mi hija y me compraré unos lindos y cómodos zapatos deportivos”.

TIPO DE ALIMENTACIÓN IDEAL PARA TI

Hay muchos tipos de dieta para cada necesidad individual. Elige de acuerdo a lo que necesitas de acuerdo a tu estado de salud.

–       ¿Tienes sobrepeso u obesidad? Necesitas una dieta baja en calorías y alta en nutrientes, así como aumentar tu actividad física.

–       ¿Tienes presión arterial alta? Deberás cuidar la cantidad de sal que comes, consumir suficientes frutas y verduras y realizar actividad física.

–       ¿Tienes diabetes? Deberás aprender sobre los carbohidratos y cómo mantener los niveles adecuados de glucosa a través de cereales integrales, frutas, verduras y otros alimentos integrales, así como realizar actividad física regular.

–       ¿Tienes el colesterol o los triglicéridos elevados? Deberás reducir tu consumo de grasa saturada, trans, y comer alimentos saludables y mejorar tu nivel de actividad física

Aunque deberás tener en cuenta tus necesidades individuales, la buena noticia es que una dieta saludable mejora todos los problemas mencionados anteriormente, es decir que si cambias tus hábitos hacia una mejor alimentación logarás beneficiar tu salud en todos esos aspectos. Te recordamos que la mejor opción si padeces alguna enfermedad, es que visites a tu médico o nutriólogo para llevar un mejor control.

PLANEAR TU NUEVA DIETA

Necesitas saber lo siguiente:

–       Por tu tipo de rutina o de horarios, ¿te queda mejor hacer pequeñas comidas o tres principales en un día?

–       ¿Seguirás comiendo en restaurantes? ¿qué tipo de restaurantes hay cerca de tu trabajo o tu escuela?

–       ¿cuáles son las frutas y verduras que más te gustan? ¿cuáles son los que no te gustan tanto pero que podrías intentar consumir?

Una dieta saludable incluye más de 5 porciones de fruta y verdura al día, 25 gramos de fibra, 2 o 3 vasos de leche o yogurt descremados, 140 a 170 gr de carne, pollo, pescado o huevo, ½ taza de leguminosas y cereales integrales como pan, galletas y pasta integral, tortillas de maíz o trigo integrales, así como aceites saludables como oliva, aguacate, nueces y otras semillas. ¡Para comerlos debes incluir alimentos que disfrutas!

USA TU CUADERNO DE NOTAS Y LISTA DE COMPRAS

Estas magníficas herramientas te ayudarán muchísimo. Si les sabes sacar el jugo, te ahorrarán dinero, tiempo y te ayudarán a conocerte mejor y a hallar las soluciones a cada obstáculo que se te presente.

En el “Cuaderno de salud y bienestar” llevaremos un diario de alimentación. Ahí anotaremos lo que comemos en el día junto con las porciones y las emociones que detectemos relacionadas con la comida…ansiedad, tristeza, frustración, ganas de apapacho, etc.

Los días sábado publicaremos las indicaciones que deberás seguir durante la semana siguiente, así cada semana tendrás un reto y tiempo suficiente para transformar tus hábitos alimenticios de una forma eficaz y sencilla. Mientras llega el sábado, estos días enfócate a hacer tu auto-evaluación y conseguir tus materiales. Feliz día, nos vemos el próximo sábado.

Tu compañera de éxitos,

.

Pin It on Pinterest

Share This

Descarga gratis la Guía - "Delgada y En Forma Después de los 40”