fbpx

huevo y colesterol Alrededor del huevo y colesterol hay un mito. Mucha gente piensa que el colesterol contenido en los huevos puede aumentar sus niveles en sangre y causar daños a su salud. Aunque aún existen dudas sobre este tema, cada vez tenemos información más clara y basada en evidencia científica de que esto no es así. En este artículo podrás encontrar información valiosa para ti acerca del huevo y colesterol que te ayudarán a beneficiarte al comer de forma moderada huevo como parte de tu dieta diaria..

El huevo es un alimento de alto valor nutricional, es accesible a pesar que por épocas su precio aumenta. El huevo es de fácil digestión y las proteínas que contiene son de alto valor nutricional. En los últimos años se ha hablado mucho sobre los alimentos altos en colesterol y cada vez más gente está al pendiente de las recomendaciones para evitar alimentos que pongan en riesgo su salud cardiovascular. Los institutos u organismos que crean las recomendaciones nutricionales nos dicen que debemos de comer menos de 300 mg de colesterol al día, en especial la gente de edad avanzada. Se ha visto que la yema del huevo contiene cantidades importantes de colesterol y por ese motivo se ha dicho que no debemos moderar su consumo. Justamente 1 huevo contiene en promedio 250-300 mg de colesterol, y si consumimos otros alimentos de origen animal como leche, queso y carnes, nos estaríamos excediendo de la cantidad recomendada.

El colesterol elevado en sangre provoca que se formen tapones en las venas y arterias, causando enfermedades del corazón y del sistema circulatorio, y provocando infartos. Es por eso que es importante cuidar la cantidad de colesterol que comemos.

El huevo es fuente de nutrientes. Una pieza contiene 10% de la proteína que necesitamos al día, así como vitaminas A, B12, D, K y Rivoflavina. También es fuente de colina, importante para el desarrollo y mantenimiento del cerebro, así como luteína y zeaxantina, los cuales ayudan a mantener una buena visión.

El mito del huevo y colesterol

El huevo es fuente de colesterol. Sin embargo, ese colesterol no se absorbe en su totalidad cuando llega a nuestro intestino. Si queremos evitar tener el colesterol alto es más importante reducir las cantidades de grasa saturada que comemos. La grasa saturada se encuentra en la mantequilla, margarina, manteca, leche entera, quesos y carnes grasosas y en la piel del pollo. La grasa saturada se relaciona más directamente con la elevación del colesterol que el consumo de huevo por sí mismo.

junkfood2-300x208

Podemos comer 1 huevo al día si reducimos alimentos que también contienen colesterol. Algo que podemos hacer es aumentar las claras y diminuir las yemas. Las claras del huevo contienen una buena cantidad de proteínas de alta calidad y no tienen grasa. De esta forma podremos comer huevo entero unas 2 veces por semana y claras el resto de la semana sin tener que preocuparnos por el tema del colesterol.

Los huevos pueden estar infectados con bacterias, en especial la Salmonella. Es importante revisar los huevos antes de comerlos y ver que no estén sucios o rotos. DEs esa manera podemos disminuir el riesgo de comer huevos contaminados. Otra forma de hacerlo es comer los huevos cocidos.

Recordemos que para disminuir el colesterol en sangre, debemos de consumir frutas, verduras, cereales integrales (en especial avena) y leguminosas pues su fibra nos ayuda a eliminar el colesterol. De esta forma, aunque incluyamos alimentos con colesterol como es el caso del huevo, podemos favorecer la salud de nuestras arterias protegiéndolas con fibra.

Algunos datos interesantes sobre el huevo y colesterol:

  • Las gallinas ponen un huevo cada 25 horas. Después de haber puesto un huevo, a los 30 minutos se comienza a formar uno nuevo.
  • ¿Dónde se encuentra la salmonella en caso de estar infectado un huevo? Sobre todo en la yema pues es rica en nutrientes por lo que las bacterias pueden reproducirse mejor. Es por eso que se recomienda evitar comer huevo crudo.
  • El color del huevo depende de la raza de gallina que lo pone.Ninguno de los dos (blanco o rojo) es más o menos nutritivo.
  • Al comprar huevo debemos de fijarnos en: que se vean limpios y no tengan grietas y que tengan fecha de caducidad los empaques.
  • Si tocamos huevo crudo, debemos lavarnos las manos antes de tocar otro tipo de alimento para evitar contaminarlo con salmonella. Este tipo de contaminación se llama contaminación cruzada y es muy frecuente, por lo que debemos ser cuidadosos, sobre todo cuando manipulamos huevo, pollo y carne cruda.
  • Los huevos orgánicos son obtenidos de gallinas que no se alimentan con hormonas ni están expuestas a antibióticos ni plaguicidas.
  • El precio de un huevo orgánico es 4 veces más alto que el normal
  • Los huevos enriquecidos con omega 3 se obtienen de gallinas que fueron alimentadas con semillas de linaza principalmente. Es una variante de los huevos que puedes considerar para obtener mayores beneficios de consumir huevos.

Tu compañera de éxitos,

.

Pin It on Pinterest

Share This

Descarga gratis la Guía - "Delgada y En Forma Después de los 40”