fbpx

IMG_1219Sin gluten, sin lácteos, sin aditivos ni conservadores, raw food (comida cruda).

Ingredientes

  • 1 taza de semillas de linaza
  • 3/4 de taza de semillas de girasol
  • 2 tazas de zanahoria rallada
  • 1 taza de apio rallado
  • 1/2 cebolla mediana
  • 1 diente de ajo pequeño
  • 1 pizca de óregano deshidratado
  • Especias al gusto (hierbas de Provence, curry en polvo, gran Masala, etc.)
  • 1 chorrito de aceite de oliva
  • Sal marina al gusto
  • Agua filtrada

Procedimiento

  1. Remoja las semillas de linaza y de girasol en contenedores por separado durante 2 horas con suficiente agua hasta que se cubran perfectamente.
  2. Escurre ambas semillas y colócalas en un procesador de alimentos hasta que se trituren perfectamente.
  3. Agrega a la mezcla la zanahoria y el apio rallados, tocea la cebolla y el ajo y agrégalos también al procesador. También agrega todos los demás ingredientes y las especias hasta conseguir una textura fina. Si resulta difícil batir los ingredientes agrega un poco de agua hasta conseguir una maza pesada pero que se mezcle bien.
  4. Extiende el preparado sobre una lámina de Paraflexx del deshidratador o papel encerado sobre toda la superficie hasta conseguir una placa delgada y uniforme.
  5. Marca la forma de los crackers con un cuchillo. Pueden ser cuadrados o rectangulares, de la foma que tu quieras.
  6. Deshidrata a no más de 46 ºC durante ocho horas. Después de ese tiempo, dale la vuelta a los crackers sacando la hoja Paraflexx y deshidrata por dos horas más hasta que estén muy crujientes.

Conserva los crackers en un recipiente de cristal en un lugar seco y obscuro. Se conservan en excelentes condiciones por semanas. Untales a los crackers algún dip casero que hayas preparado, hummus o guacamole.

¡Mmmm son exquisitos como botana o para el lunch de los niños! No tienen conservadores ni aditivos y son libres de lácteos y gluten. También te aportan todos los beneficios de la comida cruda (raw food) pues los nutrientes de los alimentos deshidratados no se destruyen durante el procesamiento a altas temperaturas como ocurre cuando se hornean o se fríen.

Nota: si no cuentas con un deshidratador, quizá puedas hacer esta receta usando tu horno a la temperatura más baja que tenga y dejando la puerta ligeramente abierta. 

Tu compañera de éxitos,

.

Pin It on Pinterest

Share This