fbpx

¿Cuántos días se requieren para formar un hábito? Esta es la pregunta que surge cuando estás intentando cambiar un hábito. Unos dicen que son 21 días, otros que requieres 30 días.

La verdad es que no hay una cantidad determinada de tiempo en la que si te mantienes trabajando en la formación de un nuevo hábito, lo vayas a lograr.

El resultado depende de qué tan complejo sea el nuevo hábito y qué tan motivada y determinado te encuentres.

Sin embargo, los primeros 30 días representan los fundamentos para que un nuevo hábito se quede instalado a largo plazo. 

A continuación voy a compartirte una estrategia fabulosa llamada 30 Días Para Crear un Hábito y quiero inspirarte para que hagas tu RETO DE 30 DÍAS para cambiar algún hábito que necesites reemplazar.

Veamos en qué consiste.

30 Días Para Crear un Hábito, es una estrategia que salió de las campañas de mercadotecnia de la industria de la informática.

Estos proveedores de servicios ofrecen a los clientes una oferta irresistible que no pueden dejar ir. Consiste en descargar gratis una versión de prueba de un software por 30 días y al final del periodo, cuando la prueba ha terminado, te invitan a comprar la versión completa.

Esta estrategia es extremadamente efectiva y les ha dado a estos proveedores millones de dólares en ventas, ya que al término de los 30 días muchos clientes se habrán habituado a usar la herramienta. También estarán dispuestos a pagar por ella para seguir gozando de sus beneficios.

Esta misma estrategia funciona muy bien en otros contextos. Por ejemplo, cuando quieres eliminar malos hábitos como fumar, mirar largas horas la televisión, comer compulsivamente, desengancharte de las redes sociales, etc.

También resulta muy efectiva cuando quieres implementar buenos y saludables hábitos como hacer ejercicio, dejar de comer comida basura, incorporar el hábito de la lectura, bajar de peso, fortalecer tu cuerpo, levantarte temprano, eliminar las gaseosas, por ejemplo.

No me quites el placer que me da mi mal hábito

 

Cuando piensas en que necesitas cambiar mal hábito para siempre, inmediatamente se produce una terrible sensación de privación.

Imagínate que quieres alimentarte mejor pero para lograr eso, tienes que cambiar algunos malos hábitos como comer pastel de chocolate en el postre y dejar de tomar coca cola.

Pensar que nunca más vas a volver a comer pastel de chocolate y coca no es nada agradable. Después de todo, lo has estado haciendo por un montón de tiempo y eso te produce placer, por esa razón lo sigues haciendo.

Pensar en el «para siempre» es muy abrumador y no le agrada nada a tu mente. Por eso vas a hacer todo lo posible para sabotearte y resistirse al cambio. Mucha gente se da por vencida incluso antes siquiera de comenzar el proceso de cambio de hábitos.

habito Ahora imagínate que no vas a hacer el cambio «para siempre» sino que lo harías temporalmente, digamos sólo por 30 días. Después de ese periodo podrás volver a tus hábitos anteriores.

Esto no suena tan mal ¿verdad?

Por ejemplos:

Podrías comprometerte por 30 días en levantarte a las 6:00 de la mañana y luego, abandonar el reto, es decir volver a la flojera.

Caminar 20 minutos diariamente para mejorar tu condición física, después de los 30 días, si quieres, puedes regresar a mirar TV.

Sustituir el refresco de cola por agua mineral o natural y después volver a comprar tus cocas.

¿Qué te parece? Es más sencillo hacer un compromiso por 30 días que eliminar todo esto de tu vida para siempre ¿verdad que sí?

Para poder llevar a cabo un RETO DE 30 DIAS para cambiar algo, requieres de dos cosas: un poco de DISCIPLINA y COMPROMISO de que llevarás hasta el final el reto.

Cualquier sensación de falta de libertad o privación sólo será temporal. Además durante 30 días tú ganarás algún beneficio, no suena tan mal para dejarlo ir.

Después de todo, solo es un periodo de 30 días en tu larga vida.

¿Qué va a pasar si completas el RETO DE 30 DÍAS para cambiar un hábito?

 

Primero, estarás en muy buen camino de establecer ese cambio como un HÁBITO PERMANENTE de manera muy fácil.

Segundo, habrás roto la inercia de un mal hábito. Bien sabes que los primeros 5 o 6 días cuando quieres cambiar algo son los más difíciles, y TÚ ¡ya lo habrás superado!

Tercero, tienes 30 días de éxito que te respaldan, lo cual crea en ti un sentimiento de logro y confianza por haber cumplido tu meta.

Cuarto, tienes 30 días de experiencia que te darán una gran retroalimentación respecto a cómo te sientes, qué ha mejorado, lo fácil que ha sido, cómo has aumentado tu productividad, cómo has mejorado en alguna área de tu vida, etc.

Lo cual te permitirá valorar el llevar este nuevo hábito a un periodo más largo (30 o 60 días más) e incluso convertirlo en parte de tu vida.

Quinto, los buenos hábitos generan otros buenos hábitos. Tan pronto como comiences a reemplazar un comportamiento negativo por un hábito positivo te darán ganas de hacer otras cosas complementarias para avanzar más rápido en la dirección que quieres.

Por ejemplo, si estás mejorando tus hábitos de alimentación y decides dejar de comer comida chatarra, seguramente te darán ganas de cocinar en casa y este nuevo comportamiento también es posible que se convierta en un nuevo hábito.

Cuando al fin llegue el Día 30 del RETO, tu habilidad para cambiar algo habrá mejorado y tendrás muchos elementos para decidir si quieres seguir adelante.

En este punto lo recomendable es continuar con otro RETO DE 30 DÍAS para conseguir 60 o 90 días más. Entre más largo sea el periodo en el que ejecutas tu nuevo hábito, más fácil será convertirlo en parte de tu vida de una manera más sencilla.

También puede suceder que en el periodo siguiente al primer RETO DE 30 DÍAS decidas dejarlo habito debido a que no te conviene o no va contigo…

Es válido, lo cual resulta mucho mejor que ni siquiera haberlo intentado o abandonarlo en los primeros días.

Esto último, genera una sensación de falta de voluntad que bajaría tu autoestima.

El RETO DE 30 DÍAS funciona muy bien sobre todo en actividades diarias, no tanto en aquellas que van a realizarse 2 o 3 veces por semana o más esporádicamente.

Lo que puedes hacer en éste caso es realizar el RETO diariamente por 30 o 60 días y cuando ya te hayas habituado puedes calendarizar las actividades, así no habrá riesgo de abandonar, pues habrás creado el nuevo hábito.

RETO DE 30 DÍAS para cambiar un hábito de salud

 

Este RETO DE 30 DÍAS es muy efectivo por su simpleza, y funciona muy bien para establecer nuevos hábitos relacionados con la salud y el peso.

A continuación te daré unas ideas para seleccionar el reto que llevarás a cabo durante 30 días. Cualquier cosa que elijas de los siguientes ejemplos, te ayudará a estar en mejor forma física y mejorar tu salud en general:

  • No comer comida rápida, azúcar, snacks, postres o harinas refinadas por 30 días
  • No tomar refrescos o bebidas endulzadas por 30 días
  • Ejercitarte mínimo 30 minutos al día durante 30 días (caminar, correr, hacer cardio, ejercicios en casa, ir al gimnasio, nadar, etc.)
  • No comer carne roja o sus derivados (embutidos) por 30 días
  • Comer diariamente 2 raciones de frutas y 7 de verduras durante 30 días
  • Tomar mínimo 2 litros de agua diariamente durante 30 días
  • No tomar bebidas alcohólicas durante 30 días
  • Dejar de fumar durante 30 días
  • Meditar durante 30 días
  • Comer tranquila y conscientemente durante 30 días
  • Masticar perfectamente tus alimentos durante 30 días
  • Leer 30 minutos al día un tema relacionado con alimentación y salud durante 30 días
  • Tomar un smoothie verde diariamente, durante 30 días

Estas son solo algunas ideas ¿Ya te estás imaginando dónde puedes implementar tu RETO DE 30 DÍAS? Seguro que sí.

Una recomendación es que no intentes seguir varios retos al mismo tiempo, a lo mucho 2 o 3, ya que es más efectivo cambiar poco a poco que pretender cambiarlo todo de golpe.

habito

Recomendaciones finales para el cambio de un hábito

 

Un tip que me ha dado muy buenos resultados en el cambio de mis hábitos es contárselo a todo el mundo. Por ejemplo les digo: “durante los próximos 30 días me levantaré antes de las 5:30 de la mañana sin fallar un solo día”.

Todos apuestan a que no lo haré pues seguramente un día voy a desvelarme, me sentiré indispuesta, etc. Sin embargo, aquí el reto se vuelve muy interesante pues se trata de demostrar a todo el mundo que tienes mucha decisión y vas a lograr lo que te has propuesto en contra de sus pronósticos. Te reto a que lo hagas.

Escribe la fecha en la que inicias el RETO DE 30 DÍAS en un calendario y pégalo donde lo puedas ver frecuentemente y ve contando regresivamente los días que te faltan para la libertad (para terminar el reto). Verás como cada día se convierte en un nuevo récord para ti, y después vas a querer continuar cuando acaben los 30 días.

Explícale a las personas cercanas que harás un experimento por 30 días para cambiar algo que te hará mejorar. Pídeles su apoyo para que te animen a completar tu reto y para que no te frenen o te obstaculicen.

Espero que pruebes el RETO DE 30 DÍAS y que empieces a construir hoy mismo algo que siempre soñaste, pero no lo habías podido conseguir porque no sabías cómo hacerlo.

Después de todo, no hay nada que perder y sí todo que ganar, y solo se trata de 30 días que se pasan muy rápido.

Mucho éxito.

Pin It on Pinterest

Share This

Descarga gratis la Guía - "Delgada y En Forma Después de los 40”