fbpx

¿Consumes comida chatarra con más frecuencia de la que te gustaría?

Tal vez hayas pensado que no tienes fuerza de voluntad para elegir avena en lugar de donas.

Y no entiendes por qué si decidiste pedir ensalada terminas comiendo hamburguesa con papas.

Y es que no es cuestión sólo de falta de fuerza de voluntad. Hay algo más potente y ahora te lo voy a explicar.

Primero vamos a definir qué es la comida chatarra.

Se trata de alimentos ultra procesados y bebidas azucaradas. También se conocen como comida basura porque gustan mucho, pero no nutren en lo absoluto.

Estos productos se caracterizan por tener una combinación que afecta tu salud y tu peso: están repletos de grasa, azúcar y sal.

Estos 3 ingredientes disparan reacciones bioquímicas muy poderosas en tu cerebro una vez que tu lengua los percibe.

Francis McGlone, un experto neurólogo que abandonó su trabajo en Unilever para dedicarse a las actividades de investigación, responde:

«Llegamos a la conclusión de que los alimentos con un alto contenido en grasa, azúcar y sal son los que resultan más apetecibles para la gente».

Grasa, azúcar y sal

Estos son los tres aliados de la mayoría de los productos de la industria de los alimentos procesados.

Aunque la industria alimenticia odia que mencionemos que existe una «adicción a la comida chatarra», hay mucha evidencia que indica que esto no es un mito, lamentablemente es real.

Para muchas personas los alimentos con mayor contenido de azúcar, grasa y sal resultan tan adictivos como los narcóticos.

“La información es tan avasalladora que tenemos que aceptarlo” dijo Nora Volkow, Directora del Instituto Nacional del Abuso de Drogas (National Institute on Drug Abuse).

«Estamos descubriendo un tremendo traslape entre las drogas y la comida chatarra por las reacciones producidas en el cerebro».

Las implicaciones legales y económicas de esta afirmación para una industria de más de mil billones de dólares, pueden ser desastrosas.

Sin embargo, mientras la futura batalla legal apenas se vislumbra, miles de consumidores de golosinas, botanas y comida chatarra seguirán enganchándose con estos productos sin saber por qué les son tan apetitosos.

comida chatarra

Estudio tras estudio arroja el mismo resultado: la ingesta constante de comida chatarra, produce un patrón similar al del consumo de narcóticos (cocaína).

Tanto en ratas como en humanos el efecto de comer alimentos repletos de grasas, azúcar y sal en exceso arroja conclusiones similares.

En un estudio realizado por el Instituto de Investigación Scripps en Florida, alimentaron a ratas con productos ultraprocesados tales como tocino, pastel de queso y glaseado de pastel.

El estudio midió la actividad cerebral en las regiones que registran el placer y la recompensa.

Algunas ratas que tuvieron acceso a estos alimentos durante una hora al día comenzaron a darse atracones de esta comida chatarra, inclusive cuando había opciones más nutritivas todo el tiempo.

Otro grupo de ratas que tenían acceso a las golosinas y alimentos grasosos casi todo el día, desarrollaron obesidad.

Paul Kenny, el líder del estudio, escribió en la publicación Nature Neuroscience:

«Los resultados al comer comida chatarra produjeron los mismos patrones cerebrales que ocurren con una ingesta incrementada de cocaína».

Otro estudio, llevado a cabo con mujeres con sobrepeso en 2010 por el Instituto de Investigación de Oregon (Oregon Research Institute) mostró resultados similares.

A estas mujeres  se les dio a tomar por lo menos una vez al día malteadas hechas con jarabe Hershey’s y helado Haagen-Dazs durante 6 meses.

Al cabo de ese tiempo se les hizo una resonancia magnética. Los investigadores encontraron que ellas habían aumentado de peso y mostraban una actividad reducida en el cuerpo estriado cuando se saltaban la ingesta de la malteada.

El cuerpo estriado es una región cerebral que está relacionada con el registro de la recompensa.

Ellos demostraron que cuando eres un comedor excesivo de comida chatarra se daña el mecanismo de recepción de la recompensa. Esto significa que tu cerebro no registra el placer de comer y quiere más.

Esto es exactamente lo que sucede con el abuso crónico de drogas, declaró Eric Stice, un investigador que participó en el estudio.

Entre más frecuentemente comas alimentos saturados de grasa, azúcar y sal, desarrollarás cierta «tolerancia» y necesitarás mayores cantidades (dosis) de comida chatarra para obtener un nivel de placer similar a la ingesta anterior.

Con esto queda demostrado que la comida chatarra sí crea una adición y que puedes tener un comportamiento similar a una persona que es adicta a las drogas.

¿Adicción, antojo, falta de fuerza de voluntad o simple descontrol ante la comida chatarra?

comida chatarra

La palabra adicción tiene una carga emotiva muy fuerte.

La industria alimenticia se resiste a admitir los efectos en la química cerebral que muchos de sus productos producen sobre la gente, sobre todo a aquella que llega a consumirlos en exceso.

Por el momento, su respuesta ha sido una negación de tal realidad. Han insistido que las mejores respuestas ante la epidemia de obesidad y sobrepeso es la «moderación» y recomiendan aumentar el consumo de frutas y verduras.

Mientras tanto, los científicos han comenzado a advertir a la gente que la comida chatarra puede ser más peligrosa que las drogas.

La razón de esto se debe a que los alimentos con alto contenido de grasa, azúcar y sal están más disponibles y son más baratos.

A pesar de ello, el consumo de comida chatarra sigue en aumento y la salud de la población se sigue deteriorando.

Lo peor de todo es que las ventas de corporaciones como Pepsico (dueña de Sabritas), Coca Cola, Unilever, Kraft y compañía, crecen año con año en México y en muchos países de América Latina.

¿Cuál es la solución a la adicción a la comida chatarra?

Eliminar estos productos de la alimentación familiar.

Es simple, pero es compleja esta solución porque casi nadie está dispuesto a dejar ir algo que le causa placer.

¿Qué tipo de consumidor quieres ser?

¿Cuál es la salud que quieres tener?

¿Cómo es el cuerpo con el que sueñas?

Si quieres ser una persona que come en consciencia y que cuida a su cuerpo lo mejor que puede, entonces no habrá cabida para el consumo regular de la comida chatarra.

Decide cómo quieres tratar a tu cuerpo y actúa de acuerdo a ello.

Déjame un comentario abajo para conocer tu opinión en este tema.

Para tu bien,

.

También te podría interesar leer:

Pin It on Pinterest

Share This

Descarga gratis la Guía - "Delgada y En Forma Después de los 40”