Las reuniones sociales con gente que nos gusta son fascinantes. Especialmente cuando festejamos algo importante.

No solo la abundancia de comida rica está presente, sino también la gente está de un humor muy agradable. Es súper lindo disfrutar de esos días.

Con frecuencia en las reuniones y en las fiestas comemos en exceso, pero no siempre la cosa queda ahí.

¡En los días regulares nos pasa lo mismo y ahí está el problema!

Comer una cantidad mayor de comida de la que necesitamos genera exceso de peso, malestar intestinal, baja energía y sentimientos de culpa y arrepentimiento por no habernos podido controlar.

Una vez fui a un restaurante de comida italiana donde sirven esos platillos en tamaño abundanza. Literalmente me comí y bebí hasta el agua del florero.

Cuando terminé sentí un malestar tan grande en todo mi cuerpo que pensé que me iba a dar algo.

¿Alguna vez has comido tanto que tienes la sensación de querer vomitar?

Casi a todos nos pasa… quizá nos sucede esto con más frecuencia de la que nos gustaría.

Por eso, quiero hablarte de algunas estrategias que a mí me funcionan bien para no terminar como aquel día en el restaurante italiano…

Espero que también te puedan ayudar a ti estos 3 simples y prácticos tips para evitar comer en exceso.

Tres tips para evitar comer en exceso

Conviértelos en hábitos y olvídate de la fuerza de voluntad para evitar comer en exceso.

Tip # 1 Comienza bebiendo agua

Cuando tu estómago está gruñendo y hueles comida deliciosa, es muy fácil llenar en exceso tu plato. Es fácil también comenzar a picar antes de realmente sentarte a comer. Craso error.

¿Pero sabías que con frecuencia confundimos la sensación de sed con la del hambre?

Es posible que lo que realmente necesite tu estómago sea un gran vaso de agua en lugar de el bocadillo que se te antojó.

Algunos estudios han demostrado que beber un vaso o dos de agua antes de una comida puede ayudar a reducir la cantidad de comida consumida.

Este consejo súper simple puede ayudarte a perder peso (es bueno aplicarlo incluso si no te hace falta bajar de peso).

No solo el agua te hará sentir llena antes de llegar al buffet, dejando menos espacio para comer en exceso. Beber suficiente agua ha demostrado que aumenta ligeramente tu metabolismo. Este sencillo hábito puede ser la gran diferencia para evitar comer en exceso.

La próxima vez que tengas hambre o ansiedad por comer, intenta primero beber uno o dos vasos de agua y calíbrate 10 minutos después. Si sigues teniendo hambre entonces te hace falta alimento y lo que necesitas es comer.

Tip # 2: Practica la alimentación consciente

¿Has oído hablar de el mindfulness? Es la disciplina que te ayuda a estar presente en tu vida.

¿Sabías que se puede aplicar para construir hábitos alimenticios saludables?

Esta disciplina nos ayuda a evitar comer en exceso. Además, tiene la ventaja adicional de ayudarte a mejorar tu digestión.

Estar presente en tu cuerpo y enfocar tu atención en tu respiración te ayuda a meditar. De la misma manera, enfocar tu atención a la comida que tienes en el plato, puede ayudarte a no comer en exceso y a parar de comer cuando ya estés satisfecha.

Practica el mindfulness tomando bocados más pequeños, comiendo más despacio, masticando más a fondo y saboreando cada bocado. Observa y aprecia el olor, el sabor y la textura. Y respira entre cada bocado.

Estas sencillas recomendaciones te ayudarán a disfrutar más tu comida y pueden ayudarte a evitar comer en exceso porque comer más despacio significa comer menos y disfrutar más.

Cuando comes rápidamente es muy fácil comer en exceso, ya que tu cerebro tarda unos 20 minutos darte la señal de que tu estómago está lleno.

Mientras no llegue esa señal seguirás comiendo, pudiendo llegar a sentir una sensación de incomodidad por comer en exceso.

Así que, tómate tu tiempo, presta atención a tu comida y disfruta cada bocado.

Pequeños tips adicionales:

  • Come en una mesa (no delante de la pantalla de tu computadora o de tu televisión).
  • Sírvete en platos pequeños y coloca el tenedor en el plato mientras masticas.

 

Si quieres saber más de cómo poder aplicar el mindfulness a tu forma de comer, da click AQUÍ

Tip # 3: Comienza con la ensalada

Puede que estés salivando por comerte el plato principal que te parece rico y está cremoso.

Pero no comiences por allí.

No te preocupes, sí puedes comer un poco de ese platillo… Pero eso será justo después de que hayas comido tu ensalada.

¿Quieres saber por qué te conviene seguir este consejo?

Las verduras son una excelente forma de empezar cualquier comida porque están llenas de vitaminas, minerales, antioxidantes y fitoquímicos que promueven tu salud.

Además, son una arma secreta para controlar tu peso porque tienen dos elementos que te dan saciedad: fibra y agua.

La fibra y el agua son conocidos por expandirse dentro de tu estómago y hacerte sentir más llena. Eso significa que te sientes sacida y ya no querrás comer en exceso.

Estas armas secretas están de tu lado si resistes la tentación de empezar con el plato principal. Eso no te privará de comer lo que te gusta, pero te ayudará a comer menos cantidad del plato cremoso.

¿Es un buen trato ¿cierto?

En resumen

Toma tu vaso de agua cuando sientas hambre, come con atención y comienza con tu ensalada para evitar comer en exceso en las comidas.

¿No eres fan del agua natural?

No hay problema.

Si no eres amante del agua natural o necesitas que tu agua sea más atractiva para tus sentidos, aquí tienes cinco combinaciones de frutas deliciosas y atractivas para añadir a tu gran vaso de agua:

  • Rodajas de limón y jengibre
  • Rebanadas de fresas y naranja
  • Rodajas de manzana y canela
  • Piña y mango picados
  • Arándanos y frambuesas

Róbate mi forma favorita de beber agua:

Mi hijo me regaló este vaso especial que compró en amazon.com

Lo amé porque me permite colocar la mezcla de frutas dentro de su contenedor y llenarlo de agua. Esto lo hago por la noche para que a la mañana siguiente mi agua con sabor esté lista y fresca para beber.

Aquí puedes ver el VASO

¿Qué tanto te hizo pensar y reflexionar este artículo?

¿Me ayudarías a compartirlo con alguna persona que esté necesitando de esta información?

Por favor siéntete libre de reenviarle esta publicación o compartirlo en tus redes sociales.

También déjame un comentario abajo para saber cómo esto te está ayudando o pon tus preguntas abajo para contestarlas.

Gracias de antemano <3

Para tu bien,

Diana Alva

Health Coach

Pin It on Pinterest

Share This