fbpx

Tener corazón sano es producto de tomar decisiones inteligentes en tu alimentación y estilo de vida.
Desgraciadamente las enfermedades del corazón se han convertido en una de las principales causas de muerte tanto en hombres como en mujeres.

Si quieres mantener un corazón sano o recuperar tu salud, toma muy en cuenta las siguientes 10 claves para mantener un corazón sano.

“El corazón no es sólo una bomba mecánica o un músculo, es la sede del coraje y el amor”.

Thomas Moore

10 recomendaciones para tener un corazón sanocorazón sano

1. Come fresas, uvas, pimiento rojo, hojas verdes, brócoli, espárragos y cítricos.

Todas las frutas y verduras son buenas para prevenir enfermedades por su contenido de fibra, vitaminas, minerales y fitoquímicos, pero en especial los alimentos anteriores tienen capacidad alta para cuidar nuestro corazón. La fibra de frutas y verduras disminuye el colesterol malo, manteniendo las arterias libres de obstrucciones para que la sangre fluya libremente. Por otro lado, vitaminas, minerales y fitoquímicos actúan como antioxidantes para protegerte contra los radicales libres.

2. Consume hojas verdes.

Los alimentos verdes contienen ácido fólico que a su vez ayuda a disminuir los niveles de homocisteína. La homocisteína es un aminoácido que si está elevado aumenta la probabilidad de un infarto, así que si quieres un corazón saludable debes incluir por lo menos 2 ½ tazas de verdura y 2 tazas de fruta al día en cualquier presentación (ensaladas, verduras ligeramente cocidas, guisados con verdura, jugos, etc.). Las frutas y las verduras son altas en agua y fibra, esta combinación las hace voluminosas y bajas en calorías, ideales para no quedarnos con hambre y cuidar tu peso

3. Agrega sabor a tus platillos con albahaca.

Esta hierba brinda un delicioso sabor a tus alimentos sin necesidad de agregar tanta sal, además se ha visto en investigaciones que la albahaca ayuda a que las plaquetas de la sangre sean menos “pegajosas”, lo que puede reducir el riesgo de tener coágulos en venas y arterias.

4. Incluye pescado 2 o 3 veces por semana.

El pescado de agua fría como el salmón, atún, sardinas y macarela son altos en omega-3, un tipo de aceite que previene arritmias y disminuye los triglicéridos. El omega 3 es antiinflamatorio y evita que las plaquetas se peguen, protegiendo de manera potente al corazón.

5. Consume semillas de linaza.

La linaza contiene fibra soluble que disminuye el colesterol y ácido alfa linoléico, un tipo de omega 3 que protege el corazón. Se puede agregar 1 cucharada al día al yogurt o a jugos, licuados, panes y otros platillos.

6. Consume lácteos descremados.

Los lácteos descremados son bajos en grasas saturadas. Este tipo de grasas aumenta la formación de colesterol, el cual forma tapones en nuestras arterias. Los lácteos descremados nos ayudan a cuidar el consumo de colesterol y protegen el corazón porque están adicionados con vitamina D. La vitamina D ayuda a disminuir la presión arterial y a cuidar el corazón.

7. Usa aceite de oliva o aceite de aguacate y consume todo tipo de nueces y el aguacate entero.

Estos alimentos son altos en grasas monoinsaturadas que ayudan a la producción del colesterol bueno (HDL) el cual se encarga de “barrer” los acúmulos de colesterol malo en nuestras arterias. El aceite de oliva además contiene potentes antioxidantes que protegen tu salud y mantienen un corazón sano.

8. Incluye leguminosas como frijol, lenteja, garbanzo, haba, alubia, etc.

Las leguminosas son altas en un tipo de almidón llamado “almidón resistente” que junto con otros tipos de fibra ayuda a mantener niveles bajos de colesterol. Al consumir leguminosas 4 veces por semana se puede reducir el riesgo de enfermedad del corazón en un 22%. Este tipo de granos ayuda a mantener un corazón sano.

9. Consume avena y otros cereales integrales.

Todos los cereales, en especial la avena puede mantener tu corazón sano por sus altas cantidades de fibra. El germen de trigo lo podemos incluir en una cantidad de 3 cucharadas al día en nuestro yogurt o en ensaladas. Contiene toda la vitamina E que necesitamos en un día. Esta vitamina ayuda a prevenir la formación de coágulos y mantiene nuestras arterias flexibles y libres de engrosamiento.

10. Realiza ejercicio y realiza actividades agradables para reducir el estrés.

El ejercicio disminuye la cantidad de colesterol en tus arterias, baja la presión arterial, libera hormonas de la “felicidad” llamadas endorfinas y mantiene ejercitado a tu corazón, un hermoso músculo que trabaja para nosotros en todo momento sin descansar. Es un privilegio tener un corazón sano.

Estas actividades reducen la liberación de hormonas del estrés que afectan a todo nuestro sistema y al corazón. La adrenalina y el cortisol, están relacionadas con problemas a la salud y con una esperanza menor de vida.

Tener un corazón sano es el reflejo de un estilo de vida saludable y tu puedes tenerlo aplicando estas 10 sencillas recomendaciones que tu corazón apreciará.

Tu compañera de éxitos,

.

Pin It on Pinterest

Share This