afirmacionesLas afirmaciones son frases que nos decimos a nosotras mismas para generar una transformación en nuestro comportamiento.

Las afirmaciones son muy útiles porque nos ayudan a diseñar a la persona en la que nos queremos convertir.

Quiero compartirte la visión que Louise Hay tenía acerca del sobrepeso.

También abajo encontrarás las afirmaciones que nos propone en uno de sus tantos fascinantes libros para liberarnos del sobrepeso.

Louise Hay fue una mujer maravillosa que falleció a los 90 años. Ella resaltó el poder que tienen nuestros pensamientos y emociones en nuestro cuerpo.

A través de increíbles descubrimientos llegó a determinar que la causa de muchos síntomas y enfermedades se encuentra en la relación que tenemos con nosotras mismas.

De ahí la importancia de deshacernos de viejos patrones de pensamientos y creencias limitantes que nos impiden ser felices, sanas y delgadas.

Afirmaciones para tratar el sobrepeso

Como leerás a continuación, Louise Hay opina que el sobrepeso responde a una necesidad de protección. Y que al acumular grasa respondemos a nuestro deseo inconsciente de estar a salvo y protegidas.

Sin duda, es una visión diferente que nos reta a probar qué hay de cierto en ello. Te propongo que leas con atención el siguiente texto y te conectes con tu interior.

Quizá encuentres que todo cobra sentido y hagas descubrimientos fascinantes del por qué no has podido bajar de peso a pesar de los muchos intentos que has realizado.

O por el contrario, puedes determinar que este mecanismo no opera en ti. Y que no necesitas repetir las afirmaciones para liberarte del sobrepeso.

De cualquier manera, esta es una lectura muy recomendable por su valiosa intención.

Los enunciados en negritas representan las afirmaciones que necesitamos decirnos sinceramente. Repetir las afirmaciones te ayudará a liberarte del miedo a engordar. O del miedo a no poder adelgazar nunca.

SOBREPESO

 Si tenemos algún hábito compulsivo, cualquiera que éste sea, en vez de pensar en lo terribles que somos, démonos cuenta de que no lo tendríamos si en nuestra conciencia no hubiera la necesidad de tenerlo.

 

REFLEXIÓN

Estoy a salvo y segura en mi mundo

 El exceso de peso siempre ha significado protección. Cuando te

sientes insegura o asustada, te aíslas con esa protección.

Te pasas la vida enfadada contigo misma por ser gorda, y cuando

comes te sientes culpable.

El peso no tiene nada que ver con la

comida. En tu vida está pasando algo que te hace sentir

insegura.

Puedes pasarte veinte años peleando con la grasa, y

seguirás siendo gorda porque no habrás abordado la verdadera

causa.

Haz a un lado el problema del peso y trabaja primero en

el otro problema… en la pauta que expresa: «Necesito

protección, me siento insegura».

No te enfades por tu exceso

de peso. No olvides que las células responden a nuestras

pautas mentales. Cuando tu necesidad de protección

desaparezca, cuando empieces a sentirte segura, la grasa se irá

disolviéndose por sí sola.

Empieza a decir: «Yo solía tener

problemas de peso», y empezará a cambiar la pauta. Lo que hoy

decidas pensar irá creando tu nueva figura del mañana.

Generalmente, las personas que huyen de sí mismas necesitan algún tipo de adicción para llenar su espacio interior.

AFIRMACIONES

Estoy dispuesta a liberarme de mis miedos

 Si tienes problemas de peso, puedes tener toda la fuerza de

voluntad y toda la disciplina del mundo, y seguir toda clase de

dietas.

Puedes ser realmente fuerte y pasarte meses sin comer

un bocado más de lo que deberías comer. Lamentablemente, en

el momento en que la fuerza de voluntad y la disciplina te fallen,

el exceso de peso volverá. Porque no te habrás ocupado del

verdadero problema, sino sólo de su efecto externo.

Con el peso, el verdadero problema es generalmente el miedo.

Fabricas grasa para protegerte.

Puedes pasarte la vida entera peleándote

con la grasa y sin llegar nunca al verdadero problema. Hasta

puedes morirte creyendo que no has sido una persona válida

porque no pudiste perder peso. Sin embargo, tu necesidad de

seguridad podría satisfacerse de manera más positiva. Y

entonces el exceso de peso desaparecería por sí solo.

Repite la siguiente afirmación:

«Me dispongo a liberarme de la necesidad de tener problemas de peso. Me dispongo a liberarme del miedo. Me dispongo a liberarme de la necesidad de esta forma de protección. Estoy a salvo».

Louise L. Hay

Si requieres mi ayuda, desde mi experiencia como health coach, para complementar estas afirmaciones con la creación de hábitos saludables, puedes descargar mi GUÍA:

–> DELGADA Y EN FORMA DESPUÉS DE LOS 40 + EL MINI-CURSO HÁBITOS IMPARABLES

Te veo en el mini-curso.

Bendiciones

También te podría interesar leer:

Pin It on Pinterest

Share This

Descarga gratis la Guía - "Delgada y En Forma Después de los 40”