Comer bien los fines de semana es un reto para muchas personas. Salir de la rutina del lunes a viernes nos permite hacer cosas diferentes y muchos quieren olvidarse de las reglas y la disciplina, por lo menos, por un par de días.

El problema es que muchas personas pierden de vista sus propósitos de alimentarse bien y se sabotean. En un par de días llegan a consumir tantas calorías que pudieran representar un día adicional de consumo normal. Lo peor es que terminan el domingo sintiéndose culpables de todo lo que se comieron durante el fin de semana y echando por la borda sus esfuerzos para perder peso y mantenerse saludables.

No comer bien el fin de semana también genera problemas digestivos y falta de energía. Eso se refleja en un mal rendimiento en la semana, que no pensamos que está relacionado con nuestra forma de comer.

Si bien, la alimentación saludable debe contar con el elemento de la flexibilidad, es importante mantener el auto-control en esos días en los que fácilmente caemos en tentaciones. Por los horarios diferentes, las actividades diferentes y nuestra forma diferente de sentirnos, es que necesitamos estar más pendientes de nuestra elecciones.

Aplicando la flexibilidad podemos darnos ciertos gustos y al mismo tiempo podemos seguir cuidándonos. La clave está en educarte acerca de cómo puedes comer rico y que al mismo tiempo sea nutritivo. También es indispensable estár en sintonía con las señales de hambre y saciedad para no caer en excesos.

Al incorporar el conocimiento a nuestros hábitos como forma de vida, podremos hacer elecciones saludables (y deliciosas) todos los días de la semana. Es más, los fines de semana son una oportunidad de comer más saludable, pues por lo general dispones de más tiempo para lograrlo.

Ahora quiero compartirte tips y recomendaciones que te ayudarán a comer bien el fin de semana. Elige uno o dos para comenzar a aplicarlos y verás cómo haciendo estos pequeños cambios no tienes que sentir que estás a dieta o bajo una disciplina súper estricta. Todo lo contrario, te sentirás orgullosa de estar creando salud y bienestar para ti y tu familia.

8 tips para comer bien los fines de semana

maestra-300x200

1. Aprovecha que tienes más tiempo

Olvida la prisa y el estrés. Puedes planear actividades recreativas y comer con más tranquilidad compartiendo con tus amigos o familiares. Procura comer despacio, eso ayudará a que te sientas más satisfecha con menos comida. Con esto te sentirás cómoda de tus intestinos y podrás sentir mucha energía. Cuando comemos en exceso nos da sueño y el “mal del puerco”, como decimos entre nos. Si te quedas dormida o te baja la pila por el exceso de alimentos, estarás perdiendo la oportunidad de seguir disfrutando tu fin de semana.

2. Come bien como lo haces entre semana

Si lo piensas, no tiene mucho sentido creer que tenemos dos formas de comer, sino una saludable y con alimentos ricos y variados. Si comemos así, optaremos por continuar con alimentos que nos den energía y bienestar. Aunque los horarios cambien un poco, recuerda que el cuerpo necesita alimentos cada 4-5 horas, así que no olvides desayunar y comer refrigerios saludables, aunque sea fin de semana.

3. Pasa tiempo al aire libre

Espacios abiertos y en contacto con la naturaleza te harán realizar más actividad física. Es ayudará a que saques el estrés de la semana y te sentirás más relajada. También el sol te ayudará a producir vitamina D. Esta vitamina es muy necesaria para la formación de huesos fuertes y para sentirte feliz y a no deprimirte.

4. Pon atención en las bebidas

Si eres de las que tiene muchas actividades sociales los fines de semana, necesitas poner mucha atención a lo que bebes. Procura consumir bebidas azucaradas con mucha moderación o de plano elimínalas. No nos damos cuenta de que cuando bebemos alcohol, jugos de frutas, refrescos y otras bebidas azucaradas estamos consumiendo una gran cantidad de calorías vacías. No aportan casi ningún nutriente, pero ¡como engordan!

Busca opciones como agua de frutas sin azúcar, agua simple o mineralizada si vas a reuniones o restaurantes. Recuerda que muchas de las calorías extras que comemos y que se convierten en gorditos, provienen de bebidas envasadas y/o con alcohol.

5. No pienses en la alimentación saludable como un switch que se prende y se apaga.

shutterstock_12164173-300x200Si has aprendido aquí en mi blog sobre buena alimentación recordarás que los hábitos saludables se hacen parte de tu vida repitiendo una acción continuamente. Los hábitos saludables no tienes que verlos como algo de lo que “descansas”. Ni como un interruptor que conectas y desconectas. Pensar de esa forma te lleva a sabotearte, especialmente los fines de semana.

6. Haz compras inteligentes

Mucha gente hace sus compras para la semana el fin de semana. Eso es genial. Recuerda no ir de compras con hambre ya que las elecciones que haces cuando tienes hambre no son saludables, por lo regular. También recuerda que en los pasillos centrales del supermercado se encuentran alimentos menos saludables que en los pasillos externos.

Evita pasar por ellos y prefiere alimentos siempre naturales, enteros y frescos. De preferencia haz tus compras de alimentos en mercados locales. Es más barato y más sano consumir esos alimentos.

7. Escucha a tu cuerpo y deja de comer si te sientes satisfecha

Puedes compartir plato o pedir para llevar pues en muchos restaurantes sirven porciones exageradas. Prefiere opciones que contengan mucha verdura y que sean al vapor, a la parrilla o salteados en lugar de fritos, capeados y empanizados. Busca siempre comer balanceado. Generalmente los fines de semana nos da por escapar de los vegetales y eso es una mala idea para tu salud y tu peso.

8. Si tienes antojo de postres cómelos, con conciencia y disfrutándolos.

Esto es a lo que me refiero con que la alimentación debe ser flexible. No debemos de poner etiqueta de prohibidos y permitidos a los alimentos, porque los prohibidos son los que más se nos van a antojar. Pero elige porciones pequeñas. Si elegiste un menú balanceado, puedes comer un postre sin que afecte tu salud y tu peso. Elige los postres menos dulces y que puedan aportarte algo de fibra y nutrientes. No escojas los que están hechos de pura azúcar. Recuerda que puedes hacer elecciones saludables y deliciosas al mismo tiempo.

Por último, ahí te va un truco extra, súper poderoso:

Cocina los fines de semana

A lo mejor, de lo que menos tienes ganas es de cocinar el fin de semana. Pero déjame explicarte que dedicar unas horas a hacer las compras de la semana y a cocinar para el resto de la semana, es una estrategia súper inteligente. Esto puede ser la diferencia entre una persona saludable, en forma y feliz y otra persona que esté batallando por su salud.

Cocinar el fin de semana tiene los siguientes beneficios:

  • Ahorras dinero, porque no necesitas salir a comer en restaurantes
  • Controlas la calidad de la comida sabiendo qué ingredientes compras
  • Evitas comer toxinas y sustancias peligrosas para la salud
  • Aunque no lo creas, ahorras un montón de tiempo en la cocina de lunes a vienes
  • Siempre puedes tener comida saludable
  • Puedes comer lo que te de la gana, incluyendo las versiones sanas de la comida que se te antoja

 

Disfruta de los alimentos el fin de semana y recuerda que la comida no debe ser el centro de tu vida, sino que es necesaria para alimentarte saludablemente y estar fuerte y llena de energía.

Por favor, déjame un comentario abajo. Para mí es muy importante saber si estoy cubriendo la información que necesitas. Dime cómo piensas aplicar estos tips el próximo fin de semana. Gracias por compartir 🙂

Con afecto,

.

Pin It on Pinterest

Share This