Las mujeres de 40 y más técnicamente estamos viviendo la segunda mitad de nuestra vida. La esperanza de vida para las mujeres, según el país en el que hayas nacido, es de 78 a 82 años. Lo cual quiere decir que, las mujeres adultas de hoy viviremos muchos años más que nuestras antepasadas. ¡Gracias al cielo por el regalo!

Eso se debe en gran parte a los avances científicos y al desarrollo de la medicina. Pero la calidad de vida que tengas en tus años dorados depende exclusivamente de tu estilo de vida de hoy.

Con estilo de vida me refiero a la forma en la que cuidas tu cuerpo: si haces ejercicio, si te alimentas bien, si descansas suficiente y si eres realmente feliz y estás satisfecha.

Para vivir a tope en nuestra segunda primavera, las mujeres de 40 y más debemos deshacernos de las cosas que nos debilitan y nos hacen envejecer de manera acelerada. La capacidad de mantenernos guapas, fuertes y sanas está directamente relacionada con los hábitos.

También depende de la capacidad de moldear nuestros pensamientos para ser más optimistas y fuertes ante las adversidades, a medida que nos vamos haciendo mayores. Si mantienes hábitos y pensamientos negativos, será imposible que te veas y te sientas fabulosa ¿verdad?

Quise escribir este artículo, para ayudarte a identificar esas cosas que deberías eliminar de tu vida ahora, para mantenerte jovial y sana. Originalmente pensaba escribir 10 puntos, pero a medida que escribía este artículo se me iban ocurriendo más y más cosas a las que debemos decirles ¡Basta! Finalmente me salieron 20 puntos, a los que considero que todas las mujeres de 40 y más debemos poner atención.

¡Así que no te vayas sin leer este artículo, por lo menos lee los títulos!

mujeres de 40

Por favor, si consideras que hay algo que agregar a esta lista, déjame la información en los COMENTARIOS que están abajo.

 

20 cosas que las mujeres de 40 y más deberíamos eliminar ahora

 

#1. Mantener una relación tóxica o abusiva

Está comprobado que las malas emociones como injusticia, impotencia, miedo y frustración, enferman y envejecen tus células. Cuando estamos en una relación tóxica de cualquier tipo (pareja, trabajo, etc.) no podemos expresar nuestro auténtico yo y brillar porque nuestra energía está atorada. Trabaja en solucionar este tema. Cuando lo hagas verás el peso que te quitas de encima y los años que vas a rejuvenecer.

 

#2. Fumar

Muchas mujeres comienzan a tomar el cigarrillo como un inocente remedio para calmar la ansiedad. Pero pronto, este terrible hábito puede convertirse en un diablo que te roba tus años. Fumar puede hacer que tu vida se acorte y sería una pena que murieras joven o que pasaras enferma tus últimos años. Si fumas, toma la decisión de dejarlo. Créeme que el hacerlo es absolutamente valioso. Si no fumas, apúntate un gran acierto. Esto también aplica para el alcohol, las drogas y cualquier otro vicio.

 

#3. Hacer amistad con la televisión

Esta es la peor relación que puedes tener. Pasar mucho tiempo sentada en el sofá viendo la televisión provoca que tu metabolismo se haga lento, que tus músculos se atrofien y que pases mucho tiempo encerrada sin contacto con la naturaleza. Esto literalmente te marchita. Corta esa relación ahora y hazte amiga de tus tenis. Sal a caminar, mantente en movimiento. A medida que nos volvemos mayores debemos buscar intencionalmente movernos cada vez más. Acuérdate de que lo que no usa, se atrofia.

 

#4. Hacerse de la vista gorda con el azúcar

Las mujeres de 40 y mayores debemos olvidarnos del azúcar. Quisiera decirte lo contrario, pero es un hecho que el malvado de la película es el azúcar. Este personaje que está metido en todo, parece “ajonjolí de todos los moles”, porque literalmente se encuentra en prácticamente cualquier producto procesado y empacado. Es el responsable de que estés envejeciendo aceleradamente. El azúcar daña el colágeno que hace que tu piel luzca firme. Además, es uno de los actores más importantes en enfermedades como diabetes y cáncer. Un momento de gozo cuando te comes una golosina no se comparan con la felicidad que trae una larga vida en salud.

mujeres de 40

#5. Desvelarse como en la adolescencia

Ya no estamos en la prepa para desvelarnos e irnos a trabajar en “vivo”. Las mujeres de 40 y más necesitamos de una sagrada noche de sueño para repararnos y rejuvenecer. Las mujeres que se desvelan mucho están más predispuestas a comer en exceso, están más irritables, y les cuesta más trabajo enfocarse. Dormir bien después de los 40, no es negociable. Es un MUST.

 

#6. Asolearse sin protección

Cuando era una adulta joven (en realidad me comportaba como adolescente), me iba seguido a la playa para conseguir un bronceado intenso. Cuando regresaba, adoraba que me hicieran algún cumplido por mi color de piel. No imaginaba en esos tiempos que untarme aceite de coco playero y acostarme como lagartija al sol por horas, podía provocar un daño terrible en las células de mi piel. Hoy sé que el sol es el factor más importante de envejecimiento de la piel y el responsable de que nos salgan manchas. No cometas las mismas barbaridades que yo. Protege tu piel con un protector solar +30 y ponte sombrero. Haz esto solo en caso de que quieras lucir guapa.

 

#7. Tener sexo aburrido

El sexo es la energía creativa que te conecta con tu divinidad. Dicen que el sexo es mejor en las mujeres de 40 y más, y así lo creo. ¿Tú qué piensas? En esta etapa podemos disfrutar libremente de nuestra sexualidad (con o sin pareja) sin el miedo de embarazarnos ni del qué dirán. La mediana edad tiene muchas ventajas, y esta es una de ellas. ¡A disfrutar del sexo con responsabilidad Diosas!

 

#8. Hacer un trabajo que no te guste

Las mujeres de 40 y más ya no estamos para aguantar trabajos que no nos apasionen. Si no perseguimos nuestra pasión ahora ¿cuándo? Tristemente las estadísticas dicen que solo el 7% de la gente está en un trabajo que le apasiona ¿De qué lado estás tú? Vida solo hay una como para desperdiciarla haciendo cosas que no nos gustan ¿verdad?

mujeres de 40

#9. Ordenar comida frita

Ay qué sabrosas son las papas fritas, o ¿qué tal unos tacos dorados o unas quesadillas nadando en aceite? Lo cierto es que la grasa le da un sabor exquisito a la comida, pero has de saber que los aceites que se usan para freír estas delicias están usados y requemados una y otra vez. Literalmente se convierten en petróleo. No solo por su color, sino por los daños que el aceite requemado provoca en tus células. Ni modo, deja los fritos para “de vez en cuando” y prueba otros métodos de cocina más saludables como a la plancha o al horno. La comida sana también está para chuparse los dedos.

 

#10. Amar la flojera

Diosas, a nuestra edad debemos ser fuertes en la lucha contra la flojera, la apatía y el desgano. Las mujeres de 40 y más debemos saber que es importantísimo mantenernos activas y hacer las cosas que no hicimos cuando nuestros hijos estaban pequeños o cuando “dobletéabamos” entre ser mamás y ser choferes. No podemos dejar que la flojera nos venza. La energía vital se construye con buenos hábitos y manteniendo la inercia del movimiento. Ora Diosas a moverse, aunque nos dé flojera. ¡Luego, luego se quita!

 

¡Ya vamos a la mitad, aguanta tantito, ahí viene lo bueno!

 

#11. Hacerse la víctima

Es otra de las conductas que debemos eliminar. Recuerda que tienes la vida que construiste con tus acciones y tus decisiones. Si no te gusta algo cámbialo. No que fueras una roca para no cambiar. Nunca cedas tu poder a otras personas o a las circunstancias. Recupera tu poder de hacer lo que te dé la gana.

 

#12. Tener miedo a envejecer

Sé muy bien que esto no es fácil. Pero ¿qué sentido tiene andarse amargando la vida porque ya no tenemos el “puercazo” de antes? Si de todos modos nos van a salir arrugas y se nos van a colgar las carnes ¿por qué no nos aflojamos de una vez y fluimos con la vida? Dicen que cuando seamos mayores lo que contará es la intensidad con la que viviste tu vida ¿verdad que sí?

mujeres de 40

#13. Poner de pretexto tu edad

Eso de “a mi edad ya no se puede”, “ya para qué, “qué van a decir si lo hago”, “no se me da”, etc., etc., ya no se vale. Necesitamos actualizar nuestras ideas acerca del mundo, no nada más te enfoques en actualizar tu guardarropa y el peinado. Es más importante lo que una trae en la cabeza que lo que traemos cubriendo el cuerpo. ¡Tu mejor edad es ahora!

 

#14. Criticarnos

Vaya que si nos gusta ser masoquistas cuando nos vemos al espejo. Ahí andamos criticándonos que porque “el pelo se me ve fatal, que si estoy cada día más gorda, que los pellejos que me cuelgan se ven horribles, que las bubis las traigo hasta la cintura” … Diosa ¿cómo quieres gustarle a alguien más si no te gustas a ti misma? Tu cuerpo refleja tu historia, hónralo en lugar de herirlo. Eres hermosa, así como estás.

 

#15. Regalarte toda

Dar todo a los demás hace que no quede nada para ti. Nos educaron a servir, a ser generosas, a complacer, a atender, a cuidar. No tiene nada de malo eso si te hace sentir bien. Pero no te des toda. Primero date a ti misma el cuidado y la atención que mereces. Haz espacio para satisfacer tus necesidades en primera instancia. Si lo haces vas a tener de sobra para repartir. Cuidarte a ti misma es el acto de amor más grande que te puedes hacer.

 

#16. Ponernos a dieta

Ls mujeres de 40 y mayores deberíamos olvidarnos de las dietas de hambre. Hacer dieta es como entrar al curso que te ayudará a morirte de hambre y a volverte gorda más rápido. No es nuevo el hecho de que las dietas engordan. Hacen lento tu metabolismo y te predisponen a muchas enfermedades. En lugar de tener la mentalidad de dieta momentánea, mejor cámbiala por una mentalidad de alimentación saludable para el resto de tu vida. Verás que poco a poco regresas a tu balance. Hazme caso hermosa.

 

#17. Pedir coca light

Esto va junto con pegado con el de arriba. Si estás eligiendo canderel o pidiendo coca light después de que te comiste una vaca, “quesque” pa´ no engordar, se me hace que hay algo que no checa. Es más, ya se comprobó científicamente que los endulzantes sintéticos pueden hacer que engordes, contrariamente a lo que quieres. No desperdicies tu dinero de esta manera, come sanamente para ser una mujer de 40 y más allá que se sienta fabulosa.

#18. Depender de alguien

Según una encuesta hecha en mujeres maduras, indicó que uno de los temores más grandes de nosotras, es pensar que cuando nos volvamos viejitas no tengamos a nadie que nos cuide. La imagen de una viejita en un asilo sin nadie que la acompañe no se ve padre. Si deseas tener una vejez diferente es importante que comiences hoy a hacer cambios para volverte una mujer fuerte físicamente, independiente económicamente y a fortalecer el lazo de unión con la gente a tu alrededor. Por supuesto hacer ejercicio, comer saludablemente y desarrollarte por encima de los que piensas que es tu límite, te ayudará a tener una vida con final feliz y no vivir una historia de terror. Si eres una mujer de 40 o más, empieza temprano a pensar en tus años dorados.

 

#19. Sentirnos culpables

“Que si debí haber hecho tal cosa, que si lo no hubiera conocido, que si hubiera hecho ejercicio, que si tan sólo hubiera sido fuerte”, bla, ba bla. Si hoy estás sufriendo por las decisiones que tomaste y que no te dieron resultado, reconfórtate sabiendo que hiciste lo mejor que podías con los recursos que contabas en aquel momento. Quítate la culpa arreglando las cosas desde una nueva perspectiva. Todas merecemos una segunda oportunidad en cualquier contexto de nuestra vida. Nunca es tarde para comenzar a andar el camino que quieres.

 

#20. Estar aisladas

Dejé lo mejor para el final. ¿Quiénes seríamos si no tuviéramos amigas, hermanas, madres, tías que compartieran con nosotros la vida? A cualquier edad, pero más si eres una mujer de 40 y más, conservar la relación con las mujeres de tu vida es esencial. Estas mujeres te ayudan a levantarte cuando te sientes rota, te echan porras, confían en ti más que tú misma. Con ellas te ríes, traes tus memorias, sueñas, chismeas, criticas a otras. Si quieres volverte una viejita feliz en tus años de más edad, vas a necesitar esta conexión femenina que no vas a encontrar en ningún hombre. ¡A cultivar tu relación con otras Diosas!

 

Si estás leyendo esto es porque llegaste al final. ¡Bravo Diosa! Seguramente habrás palomeado las cosas que ya no haces en esta etapa y habrá otras en las que reconoces que necesitas trabajar. El camino de la Diosa consiste en trabajar con constancia y paciencia para pulir nuestro auténtico ser.

Ahora cuéntame, qué cosas te “shokearon”, en qué no habías pensado o qué aprendiste. Si tienes alguna sugerencia de algo que no esté en esta lista, por favor compártelo en los comentarios.

Por favor, envíale este artículo a tus amigas (mujeres de 40 y más), en especial en aquellas en las que pensaste en el punto #20. Gracias por ayudarme a expandir mi mensaje esperanzador de las Diosas en el Espejo.

Finalmente, déjame hacerte una invitación a conocer mi Libro “Diosas en el Espejo” en el que hablo con mucha más profundidad de cómo envejecer con gracia y vivir imperfectas y felices. Da click aquí para conocer los detalles: Página Oficial de las Diosas en el espejo.

Libro Diosas en el espejo

 

Con amor para las mujeres de 40 y más allá,

Diana Alva

Fundadora de las Diosas en el Espejo

.

Diana Alva es Health Coach, Entrenadora, Conferencista, Escritora y apasionada en ayudar a las mujeres maduras a liberarse del miedo a envejecer a través de sanar su relación con el espejo. Al aplicar los tres sencillos pasos de su libro “Diosas en el espejo”: 1. Reconecta, 2. Remueve y 3. Rejuvenece, puedes sentirte fabulosa y verte radiante a cualquier edad. Envejecer no debería ser visto como un proceso decadente, sino como un privilegio que no todas tienen la suerte de vivir. Conoce el libro “Diosas en el espejo” aquí:

Sé sociable comenta

Sé sociable comenta

Pin It on Pinterest

Share This

¡Compartir es sexy!

Comparte este post con tus amigas