Cómo reducir el estrés es la pregunta del millón. Nuestra vida cotidiana está llena de retos, desafíos, problemas, ruido y distracción que provocan un estado físico y mental en el que nos sentimos fuera de balance. Ese estrés que sentimos en el cuerpo y que se nota en la forma en la que nos comportamos y vemos el mundo, puede llegar a ser muy dañino.

Según la Clínica Mayo, el estrés se define como una reacción física y psicológica anormal a las demandas de la vida cotidiana. Una cantidad pequeña de estrés puede ser una buena fuente de motivación. Pero, cuando este estrés es abrumador, resulta muy difícil lidiar con él. Muchas enfermedades están relacionadas al estrés crónico, por eso es muy importante saber cómo resolver la pregunta cómo reducir el estrés de una manera efectiva y rápida.   Todos reaccionamos diferente al estrés. Pero lo que sí sabemos es que las mujeres somos más susceptibles a padecerlo. Por otro lado, no hay una sola recomendación para aliviar el estrés que beneficie a todo el mundo. Lo mejor es probar unas cuantas de ellas y experimentar cuál funciona mejor para ti. A continuación, encontrarás las soluciones más efectivas que te ayudarán a saber cómo reducir el estrés cuando lo necesites. Estas soluciones están respaldadas por la ciencia, así que sin lugar a dudas sabemos que funcionan.

Cómo Reducir el Estrés

1. Escuchar música. Está demostrado que reduce la presión arterial y la producción de hormona cortisol ligada al estrés. En especial se recomienda escuchar música clásica o música ambiental que tenga sonidos naturales como de olas del mar.
2. Llamar a una buena amiga (o). Cuando una persona se siente estresada ayuda mucho hablar de sus problemas con alguien que la apoye y la comprenda. Cualquier persona que quiera estar en balance necesita establecer vínculos fuertes con otras personas para sentirse en control de su vida. Cómo reducir el estrés parece fácil cuando estamos apoyados por nuestros seres amados y amistades más íntimas.
3. Disociarse del problema (Técnica de PNL – Programación Neurolinguística). Muchas veces hablar con alguien no es una opción y en esos casos tener la habilidad de separarse del problema o la situación es una habilidad muy útil para resolverlo. Literalmente la disociación consiste en “separarte de tu cuerpo” y ver la situación desde afuera como si le estuviera sucediendo a otra persona. El salir del problema te permitirá disminuir tus sensaciones negativas y darte consejo como se lo darías a un amigo que está pasando un mal rato.
4. Comer saludable. Cuando estamos bajo un estrés fuerte tendemos a no dar importancia a la alimentación y es muy fácil tomar malas decisiones como preferir comida llena de grasas, azúcares y carbohidratos. Una alimentación saludable abundante en vegetales crudos, frutas y alimentos ricos en omega 3 como el salmón y las nueces te ayudará a que tu cerebro funcione adecuadamente inclusive en las épocas de mayor estrés.
5. Reírse al menos 20 minutos al día. Está demostrado que la risa produce endorfinas, que son sustancias que nos hacen sentir felices, son conocidas también como “las drogas naturales de la felicidad”. La risoterapia es utilizada en personas con depresión y enfermedades críticas porque ayuda a mejorar el sistema inmunológico y neutraliza los efectos nocivos del cortisol y la adrenalina secretados en momentos estresantes.

Cómo Reducir el Estrés Más Recomendaciones…

6. Practicar la disciplina llamada “mindfulness” también conocida como el estado donde tenemos nuestra atención en el presente. Cuando estamos con atención plena dejamos ir los problemas, o los vemos desde otra perspectiva más positiva y estando en ese estado podemos ser más creativas para encontrar soluciones a los problemas.
7. Hacer ejercicio regularmente. Nos ayudará a liberar el estrés ya que podremos canalizar la energía estancada en una forma más positiva. Además practicar ejercicio tiene muchos beneficios para el corazón y también ayuda a liberar endorfinas. El ejercicio no debe ser extenuante para que tenga un buen efecto. Por ejemplo, una caminata de 30 minutos a un ritmo en el que no nos agitemos demasiado, puede ser suficiente para sentirnos relajadas.
8. Dormir bien y suficiente. La gente que vive estresada con frecuencia manifiesta problemas para dormir bien y por el contrario, no dormir bien produce estrés. Esto crea un circulo vicioso que se retroalimenta de ambas partes. Es importante eliminar los obstáculos para tener una buena calidad del sueño como ver TV en la cama, trabajar desde la cama, usar el teléfono, la computadora y la tablet en los horarios y en espacio donde beberías estar descansando.
9. Técnicas de respiración. Si tan sólo practicáramos esta recomendación podríamos liberarnos en gran medida del estrés. Algunas disciplinas como la yoga y el tai-chi han hecho de la respiración el fundamento de la relajación del cuerpo y la mente y se han practicado desde hace siglos.
10. Evitar la fuente de estrés. Muchas personas se estresan porque no saben decir que “no” y se llenan de cosas por hacer hasta sentirse agobiadas. Otras veces nos estresamos por pasar mucho tiempo con personas tóxicas que nos hacen sentir nerviosas, angustiadas o irritables.
11. Maneja tu tiempo adecuadamente. Con frecuencia las fechas límite o saber que no hicimos una tarea a tiempo nos causa estrés. La falta de organización del tiempo es la causa de que las cosas no queden hechas en la fecha acordada. Manejar adecuadamente tu agenda y separar tiempo para cumplir con tus deberes y tiempo para relajarte es la estrategia perfecta para vivir una vida en balance, libre de estrés.
11. Tiempo para divertirte. Aunque hay algunas épocas de nuestra vida donde focalizamos nuestra energía y la atención en una sola cosa como suele ser en la escuela o en la crianza de los hijos, debemos aprender a destinar tiempo para divertirnos y socializar de manera sana. Mucha gente busca distractores falsos que son contraproducentes y contribuyen a agrandar el estrés como: beber alcohol, tomar drogas, sexo, juegos de apuestas, fumar, video juegos, comer comida basura, etc. Debemos evitar tomar la puerta falsa porque el problema del estrés podría hacerse más profundo y complicado para resolverse.
13. Técnicas de relajación. Existen otras técnicas para relajarse como practicar la auto-hipnosis, repetir afirmaciones, diferentes tipos de meditación, tapping (acupuntura sin agujas), etc. Todas estas técnicas son valiosas y tienen el potencial de ayudar a la persona a mantener un control sobre su estado anímico.
Como puedes ver, hay muchas formas de contestar esa pregunta que con frecuencia tienes en tu mente: cómo resolver el estrés. La próxima vez que estés fuera de tu balance practica alguna de ellas. Estoy segura de que sin ser una experta puedes concentrarte en tu respiración, traer tu atención a lo que pasa dentro de tu cuerpo y alimentarte mejor.   Escríbeme en los comentarios si tienes alguna técnica diferente que a ti te permite relajarte y liberar el estrés.

Con cariño,

Diana Alva

Fundadora de la tribu “Diosas en el Espejo”.

Diana Alva es Health Coach, Entrenadora, Conferencista, Escritora y apasionada en ayudar a las mujeres maduras a liberarse del miedo a envejecer a través de sanar su relación con el espejo. Al aplicar los tres sencillos pasos de su libro (próximo a publicarse) "Diosas en el espejo": 1. Reconecta, 2. Remueve y 3. Rejuvenece puedes sentirte fabulosa y verte radiante a cualquier edad. Envejecer no debería ser visto como un proceso decadente, sino como un privilegio que no todas tienen la suerte de vivir.

Conversación

Comentar

Pin It on Pinterest

Share This

¡Compartir es sexy!

Comparte este post con tus amigas