alimentación en vacaciones¿Estás de vacaciones o vas a viajar pronto? Quizá estás pensando en tu alimentación en vacaciones y puedas tener un poco de intranquilidad o temor de regresar con algunos kilos de más.

Viajar no significa darle fin a tu buena alimentación y ejercicio y sabotear tus esfuerzos de mantenerte en el camino saludable. Al contrario, una vacación te da la oportunidad de expandir tus límites y desarrollar tu creatividad. Puedes variar tu alimentación en vacaciones sin culpa disfrutando los placeres de nuevos sabores, distintas formas de preparación y además puedes tener a acceso a comida y costumbres locales que te enriquecerán y te darán mucho placer.

La actividad física también puede ser divertida y te puede ayudar a convivir con tu familia en otros contextos y contribuye a que no pierdas tu forma física.

Si vas a salir pronto, toma en cuenta las siguientes recomendaciones de alimentación en vacaciones:

1. Al llegar a tu destino sal a explorar la zona.

alimentación en vacaciones 1Ubica restaurantes saludables y conoce los alimentos de la localidad. Será una buena oportunidad para probar nuevos sabores y preparaciones. Al explorar el lugar, estarás conociendo el lugar y realizando actividad física, eso es genial para no regresar con kilos de exceso. También podrás ver qué actividades se pueden hacer y podrás planear mejor tu estancia llena de actividad y recreación.

2. Realiza actividades recreativas que impliquen actividad física.

Hay muchas actividades que se pueden hacer en familia tales como ir a caminar, escalar, rentar bicicletas, hacer deportes acuáticos, nadar, jugar tenis o ir al gym del hotel. Cualquier cosa que te mantenga activa cuenta como sesión de ejercicios tal como si estuvieras en casa.

3. Comienza con un desayuno saludable. 

Incluye cereal integral como la avena, leche o yogurt descremados, o leches vegetales, fruta y algo de proteína (como un huevo) para comenzar tu día. Un smoothie verde también es una excelente opción para comenzar tu día. El desayuno te mantendrá sin hambre durante la mañana y podrás sentirte con más energía para disfrutar tus vacaciones.

4. Elige snacks saludables y nuevos como frutas locales y semillas.

En casi todos los lugares se puede encontrar galletas integrales, sándwiches, fruta y bebidas sin azúcar. Lleva desde casa alimentos saludables como nueces y semillas, fruta deshidratada, cereales integrales, galletas integrales, fruta empaquetada, palomitas naturales, arándanos o mantequilla de almendra.  Llevar contigo un snack es de vital importancia ya que durante los días de relax no tenemos tanto control de la alimentación en vacaciones, y no sabemos cuándo comeremos nuevamente. Recuerda cargar tu botella de agua contigo para mantenerte bien hidratada. Muchas veces la deshidratación provoca que comamos de más, o que comamos sin tener hambre, así que toma suficiente agua natural.

5. Siempre comienza tus comidas con ensaladas o platillos de verdura.alimentación en vacaciones 2

Para el desayuno, el lunch, la comida o cena comenzar por una ensalada es un truco efectivo, estarás incluyendo vitaminas, minerales, fibra y agua y pocas calorías. Por lo general las ensaladas son fuente de fibra para evitar el estreñimiento, que es muy frecuente entre los vacacionistas. No olvides que para evitarlo la combinación necesaria es fibra + agua. Pide que te lleven el aderezo por separado para que puedas controlar la cantidad que te vas a comer, una o dos cucharadas suelen ser lo mejor. Un aderezo práctico y nutritivo es poner sobre tu ensalada una cucharada de aceite de oliva, unas gotas de limón y pimienta negra recién molida.

6. Las bebidas.

Cuando estamos de vacaciones nuestro consumo de bebidas aumenta. Muchas bebidas son altas en calorías como los cocteles, la cerveza o batidos de frutas con jarabes. Es recomendable alternar bebidas con agua simple para reducir el consumo de calorías y cambiar a té helado, limonadas sin azúcar, jugos naturales diluidos en agua y agua mineral.

7. En los restaurantes.

Pide platillos que estén horneados, asados, hervidos o al vapor. Es más fácil cuidar tu alimentación en vacaciones y tu peso evitando alimentos fritos y cremosos, con aderezos y quesos y bebidas endulzadas. Comparte tus platillos y pide para llevar si ya estás satisfecha. Consume alimentos bajos en grasa, altos en fibra y asegúrate de incluir al menos 5 porciones de frutas y verduras cada día. Si puedes comer más verduras, será genial para ti.

8. Moderación en lugar de privación.

Cuando nos prohibimos alimentos sucede un fenómeno mental llamado “restricción cognitiva” que quiere decir que más pensaremos y nos sentiremos atraídas hacia eso que está prohibido. Cuando no podamos resistir la tentación, comeremos “eso” en un estado de estés y en grandes cantidades, llevándonos a estados de culpa después. Mejor permítete comer aquellos alimentos que se te antojan pero en porciones pequeñas y comiéndolo lentamente, disfrutando y gozando.

9. Para después de las vacaciones.

Vuelve a incluir los alimentos saludables que no pudiste consumir en tu alimentación en vacaciones. Asegúrate de incluir 3 tazas de verdura al día y 2 de frutas en tu periodo post-vacacional, esto regresará los niveles de vitaminas y minerales y te aportará muy pocas calorías para compensar el peso ganado en tu viaje. Retoma tu estilo de vida saludable y continua haciendo cambios paulatinos en pro de tu salud y bienestar.

10. Limpia tu intestino.

Por lo general, aunque comamos alimentos saludables, durante los viajes es muy frecuente que suframos de estreñimiento. Al llegar a casa, recuperemos el consumo de alimentos altos en fibra y agua. Aquí tenemos algunos alimentos que te ayudarán a desinflamar tu vientre:

  • papaya
  • jugo de naranja + mango
  • jugo de naranja + piña
  • jugo de papaya + mango
  • ciruela pasa
  • avena
  • tamarindo (en fruto o en agua)
  • membrillo
  • tejocote
  • jugos verdes 

Si cuando regreses a casa sientes que tu alimentación en vacaciones fue un desastre y te sientes pesada, te recomiendo que le eches un vistazo a los siguientes artículos que te ayudarán a deintoxicarte y a regresar a tu balance:

Detox

 ¡Disfruta de la vacación sin culpa!

Tu compañera de éxitos,

.

Diana Alva es Health Coach, Entrenadora, Conferencista, Escritora y apasionada en ayudar a las mujeres maduras a liberarse del miedo a envejecer a través de sanar su relación con el espejo. Al aplicar los tres sencillos pasos de su libro “Diosas en el espejo”: 1. Reconecta, 2. Remueve y 3. Rejuvenece, puedes sentirte fabulosa y verte radiante a cualquier edad. Envejecer no debería ser visto como un proceso decadente, sino como un privilegio que no todas tienen la suerte de vivir. Conoce el libro “Diosas en el espejo” aquí:

Sé sociable comenta

Sé sociable comenta

Pin It on Pinterest

Share This

¡Compartir es sexy!

Comparte este post con tus amigas