Cambiar tus hábitos alimenticios es la llave que te dará salud, el cuerpo que quieres y longevidad. Eso todo el mundo lo sabe.

El problema es que cuando hacemos una lista de nuestros malos hábitos alimenticios, podemos caer abrumados. El pensar “tengo que cambiar decenas de comportamientos alrededor de la comida” puede ser agobiante.

hábitos alimenticios

A continuación, te voy a hablar de los 5 hábitos alimenticios, que como Health Coach, considero que son el 80/20.

¿A qué me refiero con el 80/20? Es una ecuación que se llama Ley de Paretto. Paretto descubrió que hay un 20% de cosas que cuando las haces te generan el 80% del resultado que quieres.

Descubrir cuáles son esos 5 hábitos de alimentación que te dan todo el éxito resulta más alentador. ¿Cierto? De esta manera no tenemos que trabajar en cientos de cosas a la vez, solamente en construir poco a poco esos 5 hábitos alimenticios.

¿Cómo empezar a cambiar tus hábitos alimenticios?

Antes de entrar en el “cómo” del cambio de hábitos quiero contarte una pequeña historia que te explicará la importancia de construir hábitos.

Darren Hardy, editor de la Revista SUCCESS (Éxito), en su libro “El efecto compuesto” , cuenta la historia de un sabio maestro que estaba paseando con un joven pupilo. El maestro se detuvo frente a una plantita. Le dijo a su pupilo “arráncala”. El joven la arrancó fácilmente con una mano. “Ahora arranca esta otra” le dijo señalando un pequeño arbolito. Casi sin esfuerzo el muchacho arrancó el arbolito que le llegaba a las rodillas.

 

“Ahora este”, dijo el maestro indicando un árbol más crecido que era tan alto como el muchacho. Con mucho esfuerzo el muchacho logró arrancarlo, ayudándose de un pico y una pala.

Finalmente, el sabio le dijo “quiero que arranques este otro”. El joven se sorprendió cuando vio que el maestro señalaba un enorme roble, tan alto que apenas podía ver su punta. Cuando recordó cuánto trabajo le había costado arrancar el último árbol miró a su maestro y le dijo francamente “lo siento, pero no puedo hacerlo”.

El sabio le dijo “hijo mío, acabas de demostrar el poder que tienen los hábitos en nuestra vida”. Cuanto más antiguos son los hábitos, más enraizados y fuertes se vuelven.

Esta enseñanza aplica tanto para los hábitos negativos, como para los positivos. Cuando una persona tiene hábitos alimenticios negativos que están profundamente enraizados cuesta trabajo arrancarlos. Si alguien tiene décadas ejecutándolos una y otra vez de manera automática, ni siquiera se atreve a intentar cambiarlos…

 

Por el otro lado, los hábitos alimenticios positivos, al principio son como una tela de araña, son débiles, fácilmente se pueden arrancar. Pero, con el tiempo se van fortaleciendo hasta convertirse en un sólido cable, imposible de romper.

El paso más importante para cambiar tus hábitos alimenticios

Antes de seguir, me gustaría recordarte qué es un hábito. Un hábito es una conducta que hacemos repetidamente hasta que se convierte en una acción automática en donde no tenemos que esforzarnos, y muchas veces ni siquiera pensar, para ejecutarla.

Un ejemplo es cuando vas al cine y después de comprar tus entradas te formas en la cola de la dulcería. Compras una bolsa de palomitas jumbo. Le agregas a la orden un refresco de cola extra size y unos nachos con doble queso. Este hecho por sí solo no tiene nada de malo.

Pero, si cada que vas al cine o cuando ves una peli en casa haces lo mismo, vas generando una acción habitual alrededor del hecho de ver películas. Cuando conectas el placer de la diversión (ver la peli) más el placer de comer (la comida), tienes la fórmula perfecta para formar un hábito. En este caso, un mal hábito alimenticio, si haces repetidamente esta acción.

Entonces, el primer paso para cambiar tus hábitos alimenticios es darte cuenta de cómo opera nuestra mente y saber que con “fuerza de voluntad” o con solamente desearlo no vas a cambiar tus hábitos alimenticios.

En el artículo “Cómo Cambiar Un Hábito En 30 Días” te explico con mucho más detalle, la psicología de los hábitos y te muestro una metodología para que te pongas en acción hoy mismo en pro del cambio de tus hábitos alimenticios.

Ahora sí vámonos a los que considero que son los hábitos alimenticios más importantes que te ayudarán a tener una salud extraordinaria, un peso ideal y una energía inacabable.

5 Hábitos Alimenticios Que Pueden Salvar Tu Vida

Hábito saludable # 1: Reemplaza las bebidas azucaradas por agua.

La gente toma un montón de calorías vacías todos los días en forma de azúcar, especialmente en bebidas como refrescos, jugos embotellados, atole, café con jarabes, tés, bebidas de dieta, etc.

Si sustituyes estas bebidas azucaradas por agua natural o té de hierbas (sin azúcar), te garantizo que a la larga vas a ver el resultado de este nuevo hábito saludable. Tu energía aumentará, tu cintura reducirá de medidas, bajarás el riesgo de enfermar de diabetes, y evitarás la aparición de arrugas prematuras.

Comprométete por 30 días a sustituir los refrescos por agua y verás resultados sorprendentes. Recuerda que somos el resultado de nuestros hábitos alimenticios.

Hábito saludable # 2: Bálale al consumo de proteína animal.

Existe una creencia que para estar fuertes y saludables debemos comer mucha carne. La gran mayoría de la gente no vegetariana, consume cantidades de proteína por arriba de sus necesidades.

La porción diaria de proteínas recomendable y saludable es lo que quepa en la palma de tu mano. No necesitas más. El consumo excesivo de carne y la grasa con la que suele acompañarse, no es amigable con tus arterias ni con tu corazón. Bájale a la proteína animal (carne y derivados) y siente en tu cuerpo la diferencia en forma de mayor ligereza y claridad mental y alta energía para realizar tus actividades cuando construyes este hábito alimenticio.

Hábito saludable # 3: Elige sabiamente tus grasas.

Es un gran mito pensar que las grasas engordan y te enferman. Hay de grasas a grasas. Las grasas de origen animal están relacionadas con enfermedades de las arterias y del corazón, aumento de colesterol malo y triglicéridos.

Pero, hay otras grasas que no solo son saludables, sino que tu cuerpo las necesita para estar sano. Estas grasas son las que provienen de nueces, semillas, aguacate, salmón, sardinas y los aceites de oliva y coco. No le tengas miedo a las grasas saludables, no engordan y promueven una piel sana, y una salud vibrante.

Hábito saludable # 4: reduce o elimina: lácteos, azúcar y harinas.

Estos tres caballeros blancos, cuando se consumen en exceso o de manera habitual, pueden causar enfermedades y malestares intestinales. Reduce su consumo o elimínalos de tu alimentación, no los necesitas, hay muchas opciones para reemplazarlos.

En lugar de harinas blancas refinadas, elige cereales integrales (enteros) como la avena, quinoa, trigo sarraceno, etc. En lugar de azúcar o sustitutos de azúcar, prefiere el dulzor de las frutas enteras (no jugos de frutas) y como alternativa a los lácteos tenemos las lechadas o leches vegetales que aportan una gran cantidad de nutrientes y beneficios a tu salud.

Hábito saludable # 5: Come entre 5 y 10 porciones de frutas y verduras diariamente.

Dejé lo mejor hasta el final. La recomendación de “come frutas y verduras” forma parte muy importante de este set de hábitos alimenticios saludables. La OMS y las autoridades en cuestión de alimentación de cada país hablan de que deberíamos comer 5 porciones de frutas y verduras.

Pero en investigaciones recientes se ha descubierto que si consumes entre 7 y 10 porciones de frutas y verduras combinadas puedes:

 

  • Reducir tu peso
  • Disminuir el riesgo de cáncer, infartos y diabetes
  • Controlar tu nivel de azúcar en sangre
  • Retrasar el envejecimiento
  • Aumentar tu energía
  • Promover tu salud en general

Sé que comer 7 a 10 porciones de verduras al día puede ser un reto. ¡Es una gran cantidad de comida! Pero yo he creado un método muy eficaz para ayudarte a construir el hábito de aumentar tu consumo de verduras y frutas de una forma muy agradable. Se trata del RETO SMOOTHIES POR 30 DÍAS.

Mediante esta metodología, un grupo de personas que se suman al reto de los smoothies, se comprometen a beber por lo menos 1 smoothie verde al día. Ejecutando esta acción por 4 semanas, tienes una gran probabilidad de que al final del reto, te quedes para el resto de tu vida con este nuevo y valioso hábito si lo sigues cultivando.

¿Quieres saber más detalles del RETO SMOOTHIES POR 30 DÍAS?

DA CLICK EN EL SIGUIENTE ENLACE:

==> Sí quiero saber cómo inscribirme al RETO SMOOTHIES

"Somos el resultado de lo que hacemos repetidamente. La excelencia entonces, no es un acto, sino un hábito."

– Aristóteles

Twittear

3 consejos para implementar tus hábitos alimenticios

Me gusta dar mucha información en mis artículos para ayudarte a desarrollar hábitos alimenticios saludables. Por eso, quiero que te lleves 3 consejos prácticos que puedas implementar hoy mismo que te ayuden a ponerte en la ruta del estilo de vida saludable:

1. Elige uno de tus hábitos alimenticios negativos y trabaja en él durante 30 días. Ve al artículo que te recomendé arriba para aprender la estrategia para cambiar tus hábitos.

2. No pienses. Sólo actúa. Lo único que necesitas es ejecutar una acción que quieras que se convierta en hábito y repetirla día tras día. Sin cuestionarla ni interrumpirla. Por ejemplo, dejar el refresco por 30 días y sustituirlo con agua natural o té de hierbas sin azúcar. O pon aquí el mal hábito que quieras.

3. Toma responsabilidad de tu salud y comprométete a hacer un cambio. Los primeros 5 días son los más importantes y los más complejos. Si superas esos 5 días, los 25 restantes serán más sencillos y más disfrutables

Una última reflexión, quiero que sepas que cuando estés trabajando en el cambio de hábitos alimenticios, los primeros días no verás resultados. Los resultados son el efecto de las acciones que haces cada día y cuando se van sumando pueden darte un gran rendimiento, pero eso suele suceder con el tiempo. A esto yo le llamo el efecto acumulativo. No te desanimes por este hecho. Simplemente haz tu acción con la que te comprometiste. Sin cuestionar y al cabo de un tiempo, si te mantienes persistente, verás los resultados.

Finalmente quiero despedirme, pero no sin antes pedirte que me ayudes a compartir esta publicación en caso de que te haya parecido útil (espero que sí).

También quiero invitarte a que te registres al próximo RETO SMOOTHIES POR 30 DÍAS

Definitivamente creo que puede ser ese impulso que necesitas para desarrollar tus hábitos alimenticios.

Te veo pronto,

 

Diana Alva
Coach de salud y nutrición

Conversación

Comentar

Pin It on Pinterest

Share This

¡Compartir es sexy!

Comparte este post con tus amigas